Comprar un inmueble con hipoteca limita las posibilidades de “sub-escriturar” el inmueble

Como ya lo habíamos comentado en anteriores editoriales, en nuestro país es costumbre escriturar un bien inmueble por un valor inferior al real, pero dicha posibilidad se ve disminuida si la compra se hace respaldada con una hipoteca.

Esta limitación viene dada por cuenta del artículo 278 del estatuto tributario que afirma:

Cuando se adquieran bienes raíces con préstamos de entidades sometidas a la vigilancia el Estado, el precio de compra fijado en la escritura no podrá ser inferior a una suma en la cual el préstamo represente el 70% del total.

Los notarios se abstendrán de autorizar las escrituras que no cumplan con este requisito

Aunque la norma no habla de hipoteca, se presume que si se trata de un crédito de libre inversión el control pretendido por la norma no se puede dar toda vez que el notario puede no tener certeza del origen de los recursos, o simplemente desconocerlo.

Claro que esta no es la única norma que busca controlar esta práctica, puesto que el inciso 4 del artículo 90 del estatuto tributario establece una limitación del 25% del valor escriturado frente al valor comercial del inmueble.

Además existen limitaciones de tipo práctico, como por ejemplo el efecto que tiene el valor escriturado sobre el cálculo de la renta presuntiva, el impuesto al patrimonio o  frente a la ganancia ocasional, e incluso el efecto que puede tener en la determinación de la renta por comparación patrimonial. En todo ese tejemaneje pueden surgir algunos indicios que la Dian puede utilizar para estrenar la nueva figura introducida por la ley 1607 de 2012  que habla del abuso en materia tributaria, por lo que en efecto puede ser prudente no abusar de este tipo de figuras.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.