Comprobantes externos prevalecen sobre los asientos contables

El artículo 776 del estatuto tributario señala que los comprobantes externos prevalecen sobre los asientos contables cuando los valores contables exceden el valor registrado en los comprobantes externos, y esos conceptos se entenderán probados hasta la concurrencia del valor de los comprobantes.

Puede suceder que por error se registre en la contabilidad un valor superior al que figura en una factura de compra, y ante esa situación, como es de suponer, prevalece el valor que figure en la factura, pues la factura es el documento probatorio por excelencia en materia fiscal, de manera que debemos atenernos a su contenido siempre que la factura cumpla con los requisitos legales que permitan considerarla como un soporte válido, lo que implica el cumplimiento de todos los requisitos relacionados en el artículo 771-2 del estatuto tributario.

Recordemos que la contabilidad se encarga de llevar un registro de los hechos económicos realizados por la empresa, y lo que se registra en la contabilidad es lo que figure en los comprobantes externos, por lo que el origen primario de la información contable lo encontramos precisamente en los comprobantes externos y es a  ellos que debemos remitirnos.

La contabilidad tiene su principio y su origen en los comprobantes externos que son los escogidos para  plasmar y retratar los hechos económicos sucedidos, razón por la cual la contabilidad se debe a esos comprobantes externos, y en tal razón debe ajustarse a lo que ellos contengan, pues de otra forma la contabilidad no refleja la realidad económica de la empresa, y es por ello que el comprobante externo debe prevalecer sobre lo registrado en la contabilidad.

De presentarse una diferencia, lo que se debe corregir es la contabilidad más no el comprobante externo, aunque eventualmente si el comprobante externo está equivocado, también debería estar equivocada la contabilidad por cuanto ella recoge lo escrito en el comprobante externo, y tal yerro se debe solucionar primero corrigiendo el comprobante externo y seguidamente corrigiendo la contabilidad, por cuanto primero fue el comprobante externo  y luego la contabilidad.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Jose Villa dice:

    Este tema en la forma como está tratado e CONTABILIDAD FISCAL PURA.

    Para NIIF no funciona esta redacción ya que las NIIF funcionan es con la realidad del reconocimiento del hecho económico y la factura NO ES EL HECHO ECONOMICO, es consecuencia formal del hecho económico para efectos fiscales. Es más, la factura es POSTERIOR al hecho económico.

    Ahora dentro del tema fiscal, es verdad lo que dice este editorial menos tratándose de compras de bienes o servicios a personas naturales pertenecientes al régimen simplificado de IVA. En este caso para que el costo o gasto valga toda la fuerza legal está en el documento INTERNO denominado DOCUMENTO EQUIVALENTE DE FACTURA, que debe expedir el comprador.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.