Con la reforma tributaria el concepto de empleado se amplió a los trabajadores vinculados mediante contrato de servicios

En el pasado, el concepto de empleado se limitaba al asalariado, a quien estaba vinculado “mediante una relación laboral, legal reglamentaria”, esto es, a quien estaba vinculado mediante un contrato de trabajo, pero ahora eso cambió un poco.

Con la expedición de la ley 1607 de 2012 el concepto de empleado abarca también a los trabajadores que están vinculados con un contrato de servicios, aunque para ello se deben cumplir algunos requisitos.

Es así como el artículo 10 de la ley 1607 de 2012 que adicionó el artículo 329 del estatuto tributario definió a los empleados de la siguiente forma:

Se entiende por empleado, toda persona natural residente en el país cuyos ingresos provengan, en una proporción igual o superior a un ochenta por ciento (80%), de la prestación de servicios de manera personal o de la realización de una actividad económica por cuenta y riesgo del empleador o contratante, mediante una vinculación laboral o legal y reglamentaria o de cualquier otra naturaleza, independientemente de su denominación.

Los trabajadores que presten servicios personales mediante el ejercicio de profesiones liberales o que presten servicios técnicos que no requieran la utilización de materiales o insumos especializados o de maquinaria o equipo especializado, serán considerados dentro de la categoría de empleados, siempre que sus ingresos correspondan en un porcentaje igual o superior a (80%) al ejercicio de dichas actividades.

Se observa que el requisito principal es que los ingresos provenientes de la actividad que le permite clasificarse como empleado, deben corresponder como mínimo al 80% del total de ingresos percibidos. La ampliación del concepto de empleado tiene efectos tanto en el impuesto a la renta como en la retención en la fuente.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.