Concepto 428 de 2015, precisiones respecto del Impuesto a la Riqueza y su complementario de normalización tributaria

La DIAN expidió el concepto 428 de 2015, del pasado 11 de mayo, aunque realmente como se puede observar fue remitido a Corelatoría el 12 de mayo a las 04:28 pm. Es decir, sosteniendo la idea perversa de generar seguridad después de iniciados los vencimientos tal como ocurrió con el concepto 885.

Ahora bien, no todo está en contra, lo cierto es que el concepto 428 de 2015 hace importantes precisiones relacionadas con el impuesto a la riqueza y su complementario de normalización.  Las más importante sin lugar a dudas es la aclaración de la forma de determinar la base gravable de los pasivos inexistentes en el impuesto de normalización tributaria.

Recordemos que la ley 1739 de 2014 señaló en su artículo 36 como hecho generador del impuesto los pasivos inexistentes. No obstante, cuando se lee el artículo 37 ibídem, relacionado con la base gravable no se  determinó cual sería la base gravable de dichos pasivos. Lo que conllevaba a la violación al principio de reserva de ley, y que los sujetos pasivos solo a través de una interpretación armónica pudiesen dar un aplicación.

Pues bien, al respecto el concepto 428 señala de forma expresa lo siguiente:

“Por otro lado si bien la ley  1739 no indicó la base gravable del impuesto de normalización tributaria para los pasivos inexistentes, con el fin de que los sujetos pasivos puedan cumplir con su obligación fiscal, resulta proceden señalar que la base gravable será el valor por el cual fue registrado este pasivo en su respectiva declaración tributaria. “

Quedando así resulto, al menos doctrinariamente el tema de la base gravable de los pasivos inexistentes en el impuesto de normalización tributaria.

En la entrega anterior hicimos énfasis en la aclaración que da el concepto 428 de 2015 en relación con la base gravable de los pasivos inexistentes en el caso del impuesto complementario de normalización tributaria. En esta oportunidad  resaltaremos la aclaración que da el concepto con relación a la definición de casa o apartamento de habitación.

El problema es que  algunos personas naturales sujetos al impuesto a la riqueza, al leer la determinación de la base gravable, observan que pueden detraer las primeras 12.200 UVT de la casa o apartamento de habitación. Y en base a dicha exclusión, algunos no determinan el activo (casa o apartamento) donde efectivamente habitan, sino que lo hacen de forma global sobre los bienes de los cuales son titulares.

Por ejemplo, una persona natural que tiene un apartamento en la ciudad por valor de $200.00.000, adicionalmente tiene una casa de verano donde pasa sus vacaciones y la cual tiene un valor de $300.000.000. Bien podría ese contribuyente bajo la lógica inicialmente planteada, considerar que puede detraer de la base gravable del impuesto a la riqueza $345.004.000 que son las 12.200 UVT de que trata la norma.

No obstante, mal haría de proceder de esta forma, pues la norma señala que se trata de la casa o apartamento de “habitación”, y en ese sentido debe determinar el inmueble donde efectivamente habite. De allí que el concepto 428 de 2015 al respecto precise lo siguiente:

“se entiende por habitar / habitación de conformidad con la definición dada por el Diccionario de la Real academia de Lengua Española, la acción y efecto de vivir, por lo que para efectos de la exclusión de que trata el numeral 1 del artículo 4 de la ley 1739 de 2014, se entenderá que las personas naturales solo podrán disminuir el valor patrimonial de la casa o apartamento en donde el contribuyente del impuesto a la riqueza viva o habite.

Por lo que en aquellos casos donde el sujeto pasivo del Impuesto a la Riqueza sea propietario de dos o más bienes inmuebles –casa o apartamento-, solo podrá detraer el valor de aquel bien donde habita, sin poder incluir dentro de este numeral el valor de los demás bienes de los que es propietario.”

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.