Conclusiones De La Reforma Tributaria I

La reciente reforma tributaria (Ley 1607 de 2012), se encuentra apenas en su fase de implementación y ya se está cuestionando sobre su verdadera utilidad.  La asociación nacional de instituciones financieras ANIF hace poco, publicó el libro Estructura fiscal de Colombia y ajustes requeridos (2012-2020)[1] y deja entrever que se debe empezar a pensar en una reforma tributaria 2013-2014.

Básicamente la presión tributaria  asciende al 13.6% del PIB, mientras que la media en Latinoamérica se encuentra alrededor del 17%. Adicionalmente las cargas sociales en cabeza del gobierno (reforma a la salud, sistema pensional, infraestructura física, etc.) dejan entrever la necesidad de recursos para la ejecución de estos proyectos.   El balance que realiza el estudio sobre la reciente reforma tributaria es el siguiente:

BIEN

  • Por los esfuerzos de buscar mayor equidad en la tributación de persona-natural a través del IMAN;

 REGULAR

  • En los esfuerzos de simplificación del IVA, pues se complica al introducir un sistema (no probado) de impuestos al consumo y sin lograr ganancias netas en el recaudo de relevancia;
  • En los esfuerzos por aliviar las cargas no salariales sobre la nómina, pues no se introdujeron rubros clave (como Confamiliares), no se vincularon al presupuesto los gastos del Sena - ICBF y no se recurrió a la tributación general, donde la NO fungibilidad seguramente impedirá ganancias significativas en formalización laboral;

MAL

  • En haber desperdiciado una buena oportunidad para elevar la tributación efectiva de Colombia en al menos un 2% del PIB,

Adicionalmente durante este año o el próximo  deberá impulsarse otra reforma tributaria, así sea sólo para sustituir la pérdida de recaudo anual que asciende al 1.3% del PIB que estarán produciendo el desmonte del 4x1.000 y la finalización del Impuesto al patrimonio.

Pero ¿Sobre  quienes imponer más impuestos? El informe en un acápite concluye lo advertimos en la columna del 11 de marzo denominada Competitividad tributaria[2].

Así que, de entrada, se puede concluir que el margen de gravamen adicional que existe en Colombia no estaría en cabeza de las firmas (entiéndase empresas), sino, alternativamente, en las personas naturales y/o en la tributación indirecta general, a través de la profundización del IVA.

[1] Estructura fiscal de Colombia y ajustes requeridos (2012-2020)

[2] Competitividad tributaria

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.