Conflictos entre accionistas en las SAS

Colombia tenía un esquema hasta el año 2008 cerrado en términos asociativos, exactamente a los tipos de sociedad contemplados en el Código de Comercio.  Antes solo habían tres tipos de sociedades: Sociedades de personas (colectivas y en comandita), sociedades mixtas (responsabilidad limitada) y sociedades por acciones (anónimas).

Con la Ley 1258 de 2008 se dio origen a las SAS y se les dio autonomía contractual en cuando a redacción de estatutos, esta ley le dio un poco de libertad a este tipo de sociedades porque las que ya estaban tipificadas se limitaban a la normatividad de orden público contemplada en el código de comercio y en la Ley 222 de 1995.

Las SAS se crean para dar un modelo más atractivo y competitivo de creación de empresa en Colombia.  El proceso de constitución de este tipo de sociedades se puede hacer por medio de un documento privado, su orientación está dada a que los accionistas determinen mediante su voluntad privada las reglas de funcionamiento y de creación de su sociedad, y no a que las reglas estén particularmente estipuladas en la ley, eso hace que las SAS sean interesantes, porque las partes involucradas pueden determinar sus propias fórmulas.

Por tanto si un accionista es presionado a vender sus acciones para excluirlo de la sociedad, el procedimiento a seguir es el descrito en los estatutos de la sociedad.  En el artículo 17 de la “Ley SAS” se establece  que por estatutos estas sociedades pueden determinar libremente su estructura orgánica y su funcionamiento, en el artículo 39 se enuncia: Los estatutos podrán prever causales de exclusión de accionistas, en cuyo caso deberá cumplirse el procedimiento de reembolso previsto en los artículos 14 16 de la Ley 222 de 1995”.  Esto traduce que la causa de excluir a un accionista es viable siempre y cuando esté especificada en los estatutos de la SAS.

En caso de que en los estatutos redactados de la SAS, no se especifique el procedimiento a seguir para la exclusión de accionistas ni sus justificantes, las partes implicadas en el conflicto deberán realizar el trámite conciliatorio ante la Superintendencia de Sociedades en el Centro de Conciliación de Arbitraje.

Como podemos observar la figura de SAS es apetecida en Colombia por sus facilidades de constitución y libertades en su objeto social, limitación de responsabilidad salvo en daños a terceros, pero asimismo esta misma libertad puede volver a los propietarios vulnerables por falta de especificación de procedimientos en sus mismos estatutos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.