Consecuencias de la extemporaneidad de la demanda de casación

El recurso de casación se caracteriza por el hecho de ser un recurso extraordinario cuya objetivo es proteger la unidad e integridad de todas las normas y tratados internacionales que conforman nuestro ordenamiento jurídico, protegiendo de esta forma los derechos constitucionales y lograr reparar los perjuicios a las personas a las cuales se les ha causado daños con la sentencia recurrida, además de lograr con ello una unidad en la jurisprudencia.

Una cosa es la interposición del recurso de casación y otra es la presentación de la demanda o sustentación del recurso; el recurrente tendrá el término de cinco días siguientes a la notificación de la sentencia para interponer el recurso, respecto a la sustentación del recurso, esta solo se efectuará una vez admitido este.

Tanto en el código de procedimiento civil aún vigente como en el código general del proceso para sustentar el recurso de casación, se tendrá el término de treinta días; se correrá este término en el auto admisorio del recurso, de conformidad con lo señalado en el artículo 373 del CPC y 343 del CGP.

La demanda de casación deberá contener lo siguiente:

  • Designación de las partes.
  • Resumen de los hechos y del proceso.
  • Formulación por separado de los cargos, con su argumentación de acuerdo con las normas de procedimiento vigentes a la hora de presentar el recurso.

Ahora, ¿Qué sucede si no se presenta la demanda de casación dentro del término?

Si dentro de los treinta días concedidos a los recurrentes en el auto admisorio del recurso de casación no se presenta la demanda de casación, o esta se presenta de manera extemporánea,  el recurso se declarara desierto.

Es necesario aclarar, que si el recurso de casación fue interpuesto por todas las partes de un proceso, el hecho de que se declare desierto el recurso respecto a uno de ellos, no afecta a quien si presento la demanda.

Toda vez, que el término que se concede para interponer el recurso es corto para que a su vez se sustente, las normas de procedimiento conceden un término después de que se admita la presentación del mismo, para que el recurrente pueda argumentar bien  los cargos que pretende presentar contra la sentencia recurrida.

En conclusión el recurso de casación se puede interponer sin necesidad de  sustentarse, ya que para esto ante la Sala de Casación Civil, una vez admitido el recurso, se concede el término para ello.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.