Consecuencias de terminar un contrato a término fijo y reintegrar al trabajador unos días después

Exista una extendida costumbre entre los empresarios de vincular empleados mediante un contrato a término fijo, liquidarlo y firmarle nuevamente un contrato a los 15 días, con la creencia equivocada de que así evita que el contrato a término fijo se convierta en indefinido, entre otras razones. Veamos cuál puede ser la consecuencia de ello.

Traemos a colación un caso que mereció un pronunciamiento de la sala laboral de la Corte suprema de justicia (sentencia 26315 del 24 de octubre de 200, M. P Eduardo López Villegas), en el cual el empleador liquidaba el contrato a término fijo, le compensaba en  dinero las vacaciones no disfrutadas, y le indicaba la fecha en que el trabajador debía presentarse nuevamente a la empresa, fecha que coincidía con el tiempo normal de vacaciones,  y firmaba un nuevo contrato, procedimiento que repetía cada vez.

Esto llevó a que el trabajador alegara que en realidad se había tratado de un solo contrato y no de varios sucesivos,  lo cual plasmó la corte de la siguiente manera:

El Tribunal fundó su absolución en la existencia de solución de continuidad entre uno y otro contrato de trabajo a termino fijo inferior a un año, y el recurrente por su parte sostiene que esos lapsos corresponden a los períodos de vacaciones de cada contrato de trabajo.

Lo que desglosa la corte suprema más adelante:

Si se aprecian los hechos de una manera global, es decir desde el año de 1988 hasta el año 2001, es fácil observar que las fechas de iniciación y finalización de los contratos, con las fechas de iniciación y finalización de vacaciones mantienen una secuencia y regularidad, que permite concluir, sin mayores esfuerzos, que en realidad se trataba de una sola vinculación laboral. Además, éstas últimas coinciden con la época normal de vacaciones en el país, y en consecuencia con una disminución en las actividades de las empresas e industrias. Es decir, que la real voluntad de las partes era la continuidad de los servicios.

Concluye la corte:

Si un contrato de trabajo efectivamente termina y las vacaciones no disfrutadas se compensan, no existe la obligación de hacer constar la fecha en que el trabajador debe reintegrarse, por la sencilla razón que ya ha dejado de tener la calidad de trabajador de esa empresa. Pero, si como sucedió en el caso presente se le fija una fecha de regreso, debemos entender que ese período es de disfrute de vacaciones y en consecuencia el contrato mantiene su vigencia.

Se evidencia que en un caso así, aunque existan varios contratos de trabajo a término fijo sucesivos, se entiende que existió un único vínculo laboral, como ya lo había expresado el mismo ministerio de la protección social en concepto 204991 de julio 21 de 2008, pero se advierte que esto no implica que el contrato a término fijo se convierta en indefinido, aunque de la lectura desprevenida de la referida sentencia se pueda interpretar así, puesto que la corte, al final concluye que los mentados contratos a término fijo inferiores a un año no se ajustaron a la ley vigente en su momento, por lo tanto no pudieron existir:

De lo anterior se desprende, necesariamente, que al no ajustarse a la normatividad vigente los contratos suscritos entre las partes, estos no pudieron ser a termino fijo inferior a un año, y en consecuencia se convirtió en uno solo a término indefinido.

Como se observa, la razón por la que la corte consideró que lo que existió fue un contrato indefinido y no una sucesión de contratos a término fijo, fue porque los contratos a término fijo firmados por las partes no se ajustaron a la ley, más no porque la sucesión de contratos a término fijo tengan la virtud de convertir el término fijo en  indefinido.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.