Conservación de la posesión e importancia de efectuar el registro

La posesión es un acto constante mediante el cual una persona actúa sobre una cosa ya sea mueble o inmueble como su dueño, dándole uso y disfrutando de los frutos producidos por esta ¿es necesario para que no se interrumpa la posesión que el poseedor tenga siempre la tenencia de la cosa? Aunque el poseedor transfiera la tenencia por este hecho no pierde la posesión, es decir, que puede dar la cosa en arriendo, en comodato o en usufructo actos en los cuales solo transfiere la mera tenencia, no la posesión.

Ahora, cosa distinta es  transferir  la posesión o ser despojado de ella, en cuyos casos si se pierde, en la primera situación por voluntad propia y en el segundo caso por usurpación de otra persona; sin embargo, en esta última  el poseedor tiene a su favor la acción posesoria mediante la cual puede por orden judicial recuperarla.

Hay un aspecto que es de vital importancia a la hora de entrar a poseer un bien cuya tradición deba  hacerse por inscripción el registro de instrumentos públicos;  es el hecho de que la posesión de estos bienes también debe ser inscrita en el registro de instrumentos públicos de conformidad con lo señalado en el artículo 785 del código civil, el cual señala lo siguiente:

“Si la cosa es de aquellas cuya tradición deba hacerse por inscripción en el registro de instrumentos públicos, nadie podrá adquirir la posesión de ellas (sic) sino por este medio”.

Teniendo en cuenta la inscripción que se efectúa de la posesión ¿cuándo esta es usurpada se pierde?

De acuerdo con lo señalado por el código civil la posesión inscrita solo cesa en tres casos:

  • Que se cancele la inscripción por voluntad del poseedor.
  • Por nueva inscripción, cuando el poseedor trasfiere su derecho.
  • Por decreto judicial.

De acuerdo con lo anterior, cuando alguien obtiene la posesión usurpándola dicha usurpación no hace que se pierda la posesión, ya que al no poderla inscribir el usurpador, no se perdería por el poseedor el derecho; es allí donde juega un papel muy importante la acción posesoria, ya que el poseedor podrá recuperar lo que el usurpador pretende quitarle a través de esta acción.

Respecto al tiempo en el que el poseedor se encuentra despojado de su derecho por el usurpador, una vez aquella sea recuperada legalmente, se entenderá haberla tenido durante todo el tiempo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. Adalberto bravo fierro dice:

    Un familiar mio compro un bien inmueble en un lote de invasión, cuando estaba en el proceso de compra se detecto que en instrumentos públicos estaba registrado el bien a nombre de otra persona, en ese momento se pago el predial correspondiente, Los recibos de agua y luz aparecían a nombre del vendedor debiendo dos años de luz y agua.
    En la compra se hizo una escritura protocolaria en una notaria. Los vecinos del bien informaron que la persona que vendió siempre había vivido en ese lugar.
    Mi familiar ya tiene dos años de estar viviendo y haciendo mejoras en la casa,
    de la persona que aparece en instrumentos públicos, se desconoce su paradero y nadie da razón de ella.
    Que debe hacer mi amigo para para legalizar esta situación, A quien debe acudir cual seria el paso a seguir ?
    Por favor les agradezco su repuesta

  2. Ronaldo dice:

    desde hace aprox 5 años obtube la posecion de un predio y me inscribi en catrasto y hasta la fecha estoy al dia en mis pagos catastrales pero acaba de salir otra persona con una escritura privada del mismo predio la cual tambien esta al dia en sus pagos se supone que no se dio a conocer por dejar abandonado el predio ya que actualmente esta embargado y demanda la anulacion del registro y el desalojo ¿hay alguna manera de evitar esto ya que el no de registro es otro pero el predio es el mismo

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.