Consolidación de negocios

La consolidación de balances se considera la parte más difícil de la contabilidad.

Algunas de las normas que rigen la consolidación son realmente complicadas. Sin embargo los principios básicos no son difíciles de entender y cualquier directivo debería dominarlos si quiere gestionar un negocio complejo. Vamos a explicar para qué sirve la consolidación contable y repasaremos los principales métodos de consolidación.

¿Para qué sirve la consolidación contable?

La consolidación de las cuentas contables sirve para tener una visión integrada de la información financiera de un negocio compuesto por varias sociedades.

Para ello, es básico saber cuál es la sociedad dominante, es decir, aquella que tiene el control del resto de sociedades, que se denominarán “sociedades dominadas”.

El concepto de control no es equivalente al porcentaje de acciones o participaciones de los propietarios. Puede darse el caso de que las acciones no tengan derecho a voto o que el control se delegue mediante acuerdos con otros accionistas.

El control implica que la sociedad dominante puede decidir por si sola la estrategia de la sociedad dominada. Se presume esta situación cuando se dispone de la mayoría de asientos en el Consejo de administración.

Al conjunto de empresas integrado por la sociedad dominante y sus dominadas se le denomina grupo de empresas.

Métodos de   consolidación

Los métodos de consolidación a emplear dependerán del grado de control la empresa dominante sobre las empresas dominadas. Si la empresa dominante tiene un control total sobre la empresa dominada se usará el método de integración global. Si la empresa que tiene la participación no es dominante pero tiene una influencia importante en la gestión, se usará el método de integración proporcional. Por último sí una empresa posee participaciones en otra pero no ejerce una influencia significativa en su gestión se elegirá el método de integración proporcional.

Vamos a ver 3 ejemplos que nos ayudarán a entender cómo funciona cada método.

La empresa A posee el 100% de las acciones de la empresa B. Los balances de ambas sociedades son los siguientes:

  Sociedad A Sociedad B
Participación en el grupo 1000 0
Activo no circulante 2500 1000
Activo circulante 4500 2000
Fondos propios 7000 1000
Deudas a largo plazo 1000 0
Deudas a corto plazo 0 2000

El balance consolidado según el método de integración global sería el siguiente:

  Sociedad A Sociedad B Balance consolidado
Participación en el grupo 1000 0 0
Activo no circulante 2500 1000 3500
Activo circulante 4500 2000 6500
Fondos propios 7000 1000 7000
Deudas a largo plazo 1000 0 1000
Deudas a corto plazo 0 2000 2000

La participación en el grupo de la Sociedad A se elimina con los Fondos propios de la sociedad B. El resto de partidas se suman.

Imaginemos otro caso en el cual la Sociedad A no dispusiera del control de la Sociedad B pero pudiera influir significativamente en su gestión con un porcentaje del 10% de las acciones mediante acuerdos con otros socios.

  Sociedad A Sociedad B Balance consolidado
Participación en el grupo 100 0 0
Activo no circulante 2500 1000 2600
Activo circulante 4500 2000 4700
Fondos propios 6100 1000 6100
Deudas a largo plazo 1000 0 1000
Deudas a corto plazo 0 2000 200

Usando el método de integración proporcional, sumaremos a las partidas de la Sociedad A un 10% de cada partida de la Sociedad B.

Por último, imaginemos que la Sociedad A tiene un 10% de la sociedad B pero no ejerce una influencia significativa en su gestión.

  Sociedad A Sociedad B Balance consolidado
Participación en el grupo 100 0 100
Activo no circulante 2500 1000 2500
Activo circulante 4500 2000 4500
Fondos propios 6100 1000 6100
Deudas a largo plazo 1000 0 1000
Deudas a corto plazo 0 2000 0

En este caso el balance consolidado es idéntico al balance de la Sociedad A, revalorizando la participación en caso que del balance de la sociedad B se dedujera un cambio en el valor.

Consolidación y gestión

La elección del método de consolidación está determinada por la regulación contable. Pero la información consolidada también se dirige a inversores y gestores y por tanto puede ser desglosada por líneas de negocio. Además del balance, podemos obtener una cuenta de resultados consolidada e incluso un flujo de efectivo consolidado, que será muy útil para determinar las necesidades globales de financiación sin tener que calcularlas sociedad a sociedad.

Es importante que los gestores del grupo de empresas opten por la visión consolidada de la información financiera en vez de las cuentas individuales porque tendrán una visión completa de su negocio.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.