Contabilidad de la empresa unipersonal y la persona natural

La contabilidad de la empresa unipersonal y la persona natural propietaria de la empresa unipersonal, deben ser separadas. Cada una debe tener su propia contabilidad.

La empresa unipersonal se creó con el objetivo de separar el patrimonio familiar de la persona natural, del patrimonio dedicado a la explotación de alguna actividad comercial o económica, para así proteger el patrimonio de la persona natural de las obligaciones derivadas del desarrollo de la actividad comercial, por tanto, el patrimonio de la persona natural es jurídicamente independiente del patrimonio de la sociedad unipersonal, y debe serlo también su contabilidad.

Uno de los objetivos de la contabilidad es mostrar fielmente la realidad económica de una persona o empresa, por lo que no es posible mezclar la contabilidad de la persona natural con la de su empresa unipersonal, pues esto distorsiona la realidad de una de ellas o de las dos.

Nuestra realidad y cultura, ha hecho que los comerciantes no controlen los recursos, ni los propios no los de sus empresas familiares, convirtiendo los ingresos en lo que llamamos plata de bolsillo, y son utilizados indistintamente para actividades del negocio o personales, por lo que a la hora de determinar la utilidad o el valor del patrimonio de uno u otro es casi imposible hacerlo con exactitud.

Las personas naturales deben registrar en su contabilidad todos los bienes y derechos, al igual que todos los ingresos que obtenga y todos los gastos en que incurra, los cuales no deben tener relación alguna con los gastos, ingresos o patrimonio de la sociedad unipersonal.

A su vez, la sociedad unipersonal debe registrar en su contabilidad todos los bienes que le fueron transferidos por sus propietarios, los pasivos que adquiera, sus ingresos y sus gastos. En ningún momento puede la sociedad unipersonal contabilizar ni gastos ni pasivos de la persona natural.

Si bien la persona natural puede tomar los recursos de la empresa unipersonal, estos deben contabilizarse como un préstamo, es decir como una cuenta por cobrar a la persona natural, y el gasto debe ser contabilizado por la persona natural, y por tanto el soporte de ese gasto debe figurar a nombre de la persona natural, mas no de la sociedad unipersonal, aunque sea esta quien lo pague. Luego que se determine y distribuya la utilidad se procede a cruzar cuentas.

Se debe tener especial cuidado con el pago de gastos de la persona natural que la sociedad unipersonal haga.

No se debe olvidar que para efectos tributarios, es muy importante no perder de vista los requisitos generales para las deducciones; esto es la relación de causalidad, la proporcionalidad y la necesidad de los gastos, puesto que en el evento en que la sociedad unipersonal pague gastos de la persona natural y los registre en su contabilidad, en caso de una investigación por parte de la Dian, esos gasto serán rechazados, y ya no podrán ser imputados a la persona natural, por lo que se perderán definitivamente.

La sociedad unipersonal y su propietario, deben ser independientes desde todos los puntos de vista, tanto contablemente, como tributaria, económica y financieramente.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Carolina Fernandez dice:

    cualquier duda pueden llamar a este numero 76675105 para realizar cualquier tipo de trabajo de Contabilidad.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.