Contabilidad simplificada o NIF local modelo de políticas en las copropiedades del grupo 3 – Parte V

Avanzando con los principales apartes del Decreto 2706 de 2012 para la adecuada aplicación de las NIF en las copropiedades del Grupo 3, junto con los cometarios pertinentes para su adaptación a las copropiedades, veamos el tema de Activos. 

INVERSIONES

Las inversiones son instrumentos financieros en los que la copropiedad tiene control sobre sus beneficios, con el fin de obtener ingresos financieros. Generalmente corresponden a los recursos del fondo de imprevistos, a disposición de la asamblea, u otros de destinación específica para obras o proyectos aprobados, que se invierten mientras se inicia su ejecución, como mecanismo de custodia o seguridad y, a la vez, como una fuente de rentabilidad. 

Las inversiones se medirán al costo histórico. El valor histórico de las inversiones, el cual incluye los costos originados en su adquisición, debe medirse al final del período, conforme lo previamente indicado sobre reconocimiento y medición.

La copropiedad debe efectuar la causación de los intereses pendientes de cobro, registrándolos en el estado de resultados y afectando la respectiva cuenta por cobrar por intereses, de acuerdo con la tasa pactada, causada de manera lineal durante el tiempo en que se mantenga la inversión.

Presentación de los estados financieros. Una copropiedad clasificará las inversiones como activos corrientes, cuando se rediman antes de un año, y como no corrientes, si son a más de un año.

Información a revelar. Una copropiedad revelará:

(a)    El valor en libros de las inversiones.

(b)    Los dividendos y otras distribuciones reconocidas como ingresos en el período. 

CUENTAS POR COBRAR

Las cuentas por cobrar, documentos por cobrar y otras cuentas por cobrar son derechos contractuales para recibir dinero u otros activos de terceros, a partir de actividades generadas directamente por la copropiedad. 

Reconocimiento inicial de las cuentas por cobrar. Una copropiedad reconocerá las cuentas por cobrar conforme con los criterios ya establecidos sobre el reconocimiento de los activos.

Medición

Las cuentas por cobrar se medirán al costo histórico, por el valor expresado en la factura o cuenta  de cobro equivalente.

Cuando no se tenga certeza de poder recuperar una cuenta por cobrar, debe establecerse una cuenta que muestre el deterioro (provisión) que disminuya las respectivas cuentas por cobrar. Ver editorial – Parte III.

La copropiedad debe efectuar la causación de los intereses pendientes de cobro, registrándolos en el estado de resultados y afectando la respectiva cuenta por cobrar por intereses. En las políticas, sugeriré la provisión total de los intereses, a fin de no sobre estimar los ingresos aun no recibidos.

Presentación de los estados financieros

Una copropiedad clasificará sus cuentas por cobrar como activos corrientes, si se esperan cobrar dentro de un año, o no corrientes, si se esperan cobrar durante un período de más de un año. Debe separarse la porción corriente de la no corriente. En mi opinión, esta condición aplica a las entidades con ánimo de lucro, de acuerdo con el vencimiento de sus cuentas por cobrar; en la propiedad horizontal no existe el plazo para las obligaciones o expensas comunes (excepto cuotas extraordinarias pagaderas en varios meses), puesto que deben ser pagadas dentro del mismo mes y cuando están en mora, usualmente el abogado no compromete un concepto sobre cuándo serán recuperadas o “se esperan cobrar”. Para efectos de las políticas, creo pertinente que aquellas cuentas por cobrar con más de un año de vencidas, se clasifiquen como no corrientes, sin perjuicio de la provisión o deterioro que les corresponda. 

Información a revelar

Una copropiedad revelará:

(a)    El valor en libros de los recursos pendientes de cobro.

(b)   El valor estimado por deterioro de las cuentas por cobrar.

(c)    El monto de los intereses pendientes de cobro.

(d)   Mostrar en nota a los estados financieros el movimiento de las cuentas estimadas por deterioro durante el año.

 INVENTARIOS (N/A para copropiedades). 

PROPIEDADES, PLANTA Y EQUIPO

Las propiedades, planta y equipo son activos tangibles que:

(a)    Se mantienen para su uso en la producción o en el suministro de bienes o servicios, para arrendarlos a terceros, con propósitos administrativos o con fines de valorización, y

(b)   Se esperan usar durante más de un período contable. 

Reconocimiento

Los terrenos y los edificios se contabilizarán por separado, incluso si hubieran sido adquiridos en forma conjunta. Comentario: Esto aplica solo para inmuebles privados, recibidos por la copropiedad, que es diferente a los terrenos que conforman las zonas comunes y no se registran como activos, pues pertenecen proporcionalmente a los propietarios de bienes privados. 

Medición en el momento del reconocimiento

Las propiedades, planta y equipo deben ser valorados a su costo. 

Componentes del costo - medición inicial

El costo de los terrenos, instalaciones o equipos comprende su precio de adquisición, incluidos los derechos de importación y los impuestos indirectos no reembolsables y cualquier costo directamente atribuible al acondicionamiento del activo para el uso previsto. Al determinar el precio de adquisición se deberán deducir los descuentos y rebajas comerciales. Comentario: cuando el bien se adquiere con recursos de cuota extraordinaria se registra como activo; si lo es con recursos del presupuesto ordinario, se suele registrar directamente como gasto. 

Medición posterior al reconocimiento inicial

Se medirán todos los elementos de propiedades, planta y equipo tras su reconocimiento inicial al costo menos la depreciación acumulada y las pérdidas por deterioro del valor acumuladas. 

Depreciación

El monto depreciable de las propiedades, planta y equipo debe reconocerse como gasto a lo largo de su vida útil, entendiéndose por ésta, el período durante el cual se espera que un activo esté disponible para el uso de la copropiedad, o el número de unidades de producción esperadas del activo por la copropiedad.

Los terrenos por tener vida ilimitada, no son objeto de depreciación. Las construcciones tienen una vida limitada, razón por la cual son depreciables. (Usualmente N/A para copropiedades).

La depreciación de un activo termina cuando se elimina (o se da de baja) de los estados financieros. La depreciación no cesará cuando el activo esté sin utilizar o se haya retirado del uso activo, a menos que se encuentre depreciado por completo. Una copropiedad distribuirá el valor depreciable de un activo de forma sistemática a lo largo de su vida útil. El método más simple es la depreciación lineal, lo que no quiere decir que no se puedan utilizar otros métodos de reconocido valor técnico. 

Baja en cuentas

Una copropiedad dará de baja en cuentas un elemento de propiedades, planta y equipo:

(a)    Cuando disponga de él; o

(b)    Cuando no se espera obtener beneficios económicos futuros por su uso o disposición.

Una copropiedad reconocerá la ganancia o pérdida por la baja en cuentas de un elemento de propiedades, planta y equipo en el resultado del período en que el elemento sea dado de baja en cuentas.  Una copropiedad determinará la ganancia o pérdida procedente de la baja en cuentas de un elemento de propiedades, planta y equipo, como la diferencia entre el producto neto de la disposición, si lo hubiera, y el valor en libros del elemento. 

Presentación de los estados financieros

Una copropiedad clasificará sus propiedades planta y equipo como activos no corrientes. 

Información a revelar

En notas a los estados financieros debe revelarse, para cada categoría de estos activos, una conciliación del valor contable al comienzo y al final del período en la que se indiquen:

(a)    Las adiciones;

(b)   Las enajenaciones;

(c)    La depreciación; y

(d)   Otros movimientos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.