Contratos de estabilidad jurídica; ¿qué es?

Mucho se ha hablado de los contratos de estabilidad jurídica firmado entre el gobierno y los inversionistas nacionales y extranjeros; pero, ¿qué es este tipo de contratos?

Un contrato de estabilidad jurídica, es un contrato firmado entre el estado y particulares, en el cual se busca ofrecer estabilidad al inversionista particular en cuanto a la normatividad tributaria vigente al momento de la firma del contrato.

Sobre el respecto, dice el artículo 01 de la ley 963 del 2005:

Se establecen los contratos de estabilidad jurídica con la finalidad de promover inversiones nuevas y de ampliar las existentes en el territorio nacional.

Mediante estos contratos, el Estado garantiza a los inversionistas que los suscriban, que si durante su vigencia se modifica en forma adversa a estos alguna de las normas que haya sido identificada en los contratos como determinante de la inversión, los inversionistas tendrán derecho a que se les continúen aplicando dichas normas por el término de duración del contrato respectivo.

Para todos los efectos, por modificación se entiende cualquier cambio en el texto de la norma efectuado por el Legislador si se trata de una ley, por el Ejecutivo o la entidad autónoma respectiva si se trata de un acto administrativo del orden nacional, o un cambio en la interpretación vinculante de la misma realizada por autoridad administrativa competente.

De esta forma, el empresario realiza sus inversiones con la tranquilidad  y seguridad de  de que las reglas de juego desde el punto de vista tributario, no le serán cambiadas en el futuro.

Mediante este contrato, el estado le dice al empresario que durante el tiempo de vigencia del contrato, cualquier cambio en la legislación tributaria que afecte los intereses el empresario, no le serán aplicables.

Por ejemplo, si al firmar el contrato de estabilidad jurídica la tarifa del impuesto de renta vigente es del 33%, y luego el estado fija una tarifa superior, a quienes hayan firmado el contrato de estabilidad jurídica se les seguirá aplicando una tarifa del 33% que era la vigente a la fecha en que se firmó el contrato.

Pero si sucede lo contrario, es decir que después de firmado el contrato de estabilidad jurídica la tarifa baja al 30%, por ejemplo, quienes hayan firmado el contrato tributaran con la nueva tarifa del 305. Esto debido a que la estabilidad es respecto a lo negativo, no a lo positivo. Si algo afecta al empresario, no le aplica, pero si lo beneficia, si le aplica.

Sin duda esta es una muy buena estrategia del estado para  generar confianza en los inversionistas y así impulsar la creación de empresas y la generación de empleos.

Si a algo le temen los inversionistas, y en especial los extranjeros, es que el país donde pretenden invertir, las reglas de juego sean cambiadas a cada rato, puesto que ello implica una gran incertidumbre que les impide evaluar con certeza si invertir es conveniente o no.

Claro que esta estrategia ha sido calificada por muchos como una fuente de inequidad en la tributación.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Gustavo E. Jaller G. dice:

    En el Contrato de Estabilidad Jurídica, cuando se habla de inversionistas se entiende que estos son nacionales y/o extranjeros. ¿Es así? Algo más, en algunas ocasiones he escuchado o leído que hay exenciones tributarias para determinadas regiones para promover y hacer atractiva la región y captar inversionistas para el progreso, esta apreciación tiene o no alguna relación con el Contrato de Estabilidad Jurídica. Cordial saludo

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.