Contribución por valorización; me cobran por lo que ya pagué para hacer

La valorización, no es un impuesto sino una contribución que un propietario de un bien raíz debe hacer como compensación por la valorización que le genera a su propiedad alguna obra construida por el estado.

Si por su barrio, así sea a cinco cuadras, le construyen una avenida, el estado supone que su bien se ha valorizado, y por tanto su patrimonio se ha incrementado de forma mágica, y por tanto debe pagar una contribución, puesto que ahora es mas rico gracias a la buena gestión de papá estado.

Es posible que efectivamente el bien adquiera un mayor valor comercial por la construcción de infraestructura en sus alrededores. Indudablemente que una casa vale más si por el frente pasa una avenida y no una pista de cross como casi el 80% de las calles de nuestro querido país.

El problema es cuando sucede lo que sucedió en Bogotá donde de forma irresponsable se aplica una valorización fuera de toda razón y lógica.

Pero independientemente que se abuse del cobro de la valorización, ésta no debería existir debido a que el contribuyente ya ha pagado impuestos para construir las vías y obras de infraestructura necesaria.

Se supone que el impuesto de renta, Iva, Ica etc., tienen como finalidad financiar las inversiones y los gastos del estado, entre los que se encuentras el mantenimiento de la infraestructura actual y la construcción de nuevas obras, sin embargo, la plata no alcanza [todos sabemos por que].

Como la plata de los impuestos desaparece sin dejar rastro, se creó entonces la sobretasa a la gasolina, dizque para construir y mejorar vías, pero resulta que también esa plata desapareció y no se construyeron vías.

Como a pesar de los muchos impuestos, la plata no aparece, pues construyen la obras que debieron construirse con los impuestos y se las cobran al contribuyente vía valorización.

¿Como puede ser posible que durante todo el año le pago impuestos al estado para que me construya vías y cuando las construye me las cobra?

Estamos pagando las obras no solo dos veces sino tres y cuatro. Es el colmo de la corrupción y el desgreño administrativo. Definitivamente la clase política y los funcionarios públicos en general son una lacra de la sociedad, y aun así en cada elección hacemos enormes filas enormes para elegir a quienes nos seguirán cobrando dos y más veces las mismas obras.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.