Corralito financiero en Chipre

Por cuenta de la crisis económica y financiera que arrastra este país desde hace varios años la Unión Europea le ha impuesto un corralito financiero además de confiscar hasta el 10% de los ahorros del ciudadano.

Chipre es un país miembro de la Unión Europea por lo que sorprende que en un país de estos se imponga un corralito financiero y la confiscación de ahorros que sólo se pensaba posible en países tercermundistas caracterizados por la usencia de seguridad jurídica.

Para rescatar al sistema financiero el gobierno chipriota por imposición de la Unión europea ha establecido un impuesto para los depósitos superiores a 100.000 euros del  9.9% y del 6.7% para depósitos inferiores a 100.000 euros, lo cual ha sido considerado como una confiscación pues un día se anochece con un determinado valor en la cuenta de ahorros y al día siguiente se amanece con que el estado le ha quitado el 10% de lo que tenía.

Adicionalmente a ello el gobierno ha prohibido a los bancos entregar dinero a los clientes, ha prohibido que los clientes realicen transferencias lo que se conoce como corralito financiero.

Ha quedado demostrado que el poder político y financiero hará lo que sea necesario para mantener su estatus, y cualquier pérdida que amenace ese estatutos tiene que ser asumida por el ciudadano común que ha trabajado toda la vida para tener unos ahorros que le garanticen una vejez tranquila. Los políticos no se sonrojan ni sienten culpa en cambiar la tranquilidad el ciudadano por la tranquilidad del poder financiero.

No es moral que el ciudadano sea freído a punta de impuestos para rescatar banqueros y empresarios, pero que le quiten sus ahorros de toda la vida para entregárselos a los banqueros es ir más allá de donde la mayoría creía posible. Tal parece que los banqueros y políticos no tienen reparos en despojar de sus bienes a los ciudadanos con el fin  de asegurar sus grandes negocios.

Los bancos chipriotas quebraron y les han quitado los ahorros a los ciudadanos de pie para entregárselo a los bancos. Si eso sucede en un  país de la unión europea,  ¿Qué podremos esperar que suceda en el nuestro cuando nuestros banqueros quiebren?

Indignación produce que los políticos se atrevan a tanto para defender los intereses de sus socios banqueros.  En la medida en que la crisis financiera se extienda debemos esperar cosas como estas y mucho peores de nuestros políticos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.