Corte constitucional declara exequible artículo 48 de la ley 1607 de 2012

La corte constitucional mediante comunicado 06 del 26 de febrero de 2014 declaro exequible el artículo 48 de la ley 1607 de 2012, el cual grava con el IVA a una tarifa del 5%, a algunos productos como el café, la avena, el maíz, la harina de trigo, el chocolate de mesa, el aceite en bruto, entre otros.

Recordemos que el expediente d-9504 ha sido procesalmente dispendioso,  en razón a las constantes modificaciones motivadas. A los cual, la procuraduría general de la nación solicitó que la corte se declare inhibida  por ineptitud de su formulación ante la ausencia de presupuestos procesales, y en segundo término  declare exequible la medida.

El comunicado de la corte dispone:

“2. Decisión

Declarar EXEQUIBLE el artículo 48 de la Ley 1607 de 2012, únicamente por el cargo examinado.

 3. Síntesis de los fundamentos

La Corte Constitucional sostuvo que el artículo 48 de la Ley 1607 de 2012 no es contrario al principio de progresividad tributaria (CP art. 363). Para llegar a esa conclusión, la Corte tuvo en cuenta por una parte que el principio de progresividad es una exigencia que la Constitución le hace al sistema tributario como un todo, y no a cada impuesto en específico, individualmente considerado. No obstante, advirtió que esto no implica una imposibilidad de controlar la constitucionalidad de elementos singulares del ordenamiento fiscal, a la luz del citado principio superior. La Corte puede juzgar inconstitucional una norma del sistema tributario, por contradecir el principio de progresividad en materia fiscal, cuando determina que el tributo o elemento “podría aportar al sistema una dosis de manifiesta […] regresividad” (sentencia C-333 de 1993).

Al controlar la norma acusada de acuerdo con estas características, la Corte advirtió que no aportaba al sistema una dosis de manifiesta regresividad, no sólo porque su contenido no era en sí mismo ostensiblemente regresivo, sino además debido a que el contexto normativo del cual forma parte, prevé suficientes mecanismos para aliviar y compensar los eventuales ingredientes de regresividad que se pudieran advertir en la disposición. A esta conclusión llegó tras constatar lo siguiente: (i) la norma no grava todos los bienes de primera necesidad, y el sistema tributario deja exento o excluido del impuesto un grupo amplio de bienes con los cuales puede conformarse una canasta suficiente para satisfacer las necesidades básicas; (ii) el precepto acusado se inserta en un régimen de IVA con tarifas diferenciales, dentro del cual las más bajas -del 0 ó el 5%- se aplican a un amplio haz de bienes de primera necesidad; (iii) la reforma reduce o compensa la eventual aportación de regresividad preexistente en el sistema tributario, al cambiar las tarifas sobre algunos bienes de primera necesidad, y pasarlas del 16 o el 10%, al 5%; (iv) el artículo 48 de la Ley 1607 de 2012 detalla los bienes gravados con la tarifa del 5% del IVA, con lo cual no sólo aclara el contenido del ordenamiento tributario para los contribuyentes y les garantiza certidumbre, sino que simplifica los instrumentos fiscales y de ese modo presta una contribución positiva a la eficiencia del sistema tributario; (v) finalmente, va acompañada de un instrumento de devolución parcial del importe pagado en virtud del impuesto, que por sí mismo contribuye o promueve la bancarización, y esta última es un medio para alcanzar mayor eficiencia en el sistema.

 4. Aclaraciones de voto

El magistrado Jorge Iván Palacio Palacio anunció la presentación de una aclaración de voto relativa a su posición respecto de la viabilidad de aplicar el principio de equidad en el establecimiento de tributos que afecten el mínimo vital.

Por su parte, el magistrado Alberto Rojas Ríos se reservó la posibilidad de presentar una eventual aclaración de voto, sobre una de las consideraciones contenidas en esta sentencia.”

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.