Costos y deducciones para “trabajadores independientes” pertenecientes a la categoría empleados, a partir de la ley 1739 de 2014

El numeral 10 del artículo 206 del E.T. contempla que “El veinticinco por ciento (25%) del valor total de los pagos laborales, limitada mensualmente a doscientas cuarenta (240) UVT.

El cálculo de esta renta exenta se efectuará una vez se detraiga del valor total de los pagos laborales recibidos por el trabajador, los ingresos no constitutivos de renta, las deducciones y las demás rentas exentas diferentes a la establecida en el presente numeral”.

A su turno, el artículo 26 de la ley 1739 de 2014 adicionó el parágrafo 4 al mencionado artículo 206 indicando que “la exención prevista en el numeral 10 procede también para las personas naturales clasificadas en la categoría de empleados cuyos pagos o abonos en cuenta no provengan de una relación laboral, o legal y reglamentaria, de conformidad con lo previsto en los artículos 329 y 383 del Estatuto Tributario. Estos contribuyentes no podrán solicitar el reconocimiento fiscal de costos y gastos distintos de los permitidos a los trabajadores asalariados involucrados en la prestación de servicios personales o de la realización de actividades económicas por cuenta y riesgo del contratante. Lo anterior no modificará el régimen del impuesto sobre las ventas aplicable a las personas naturales de que trata el presente parágrafo, ni afectará el derecho al descuento del impuesto sobre las ventas pagado en la adquisición de bienes corporales muebles y servicios, en los términos del artículo 488 del Estatuto Tributario, siempre y cuando se destinen a las operaciones gravadas con el impuesto sobre las ventas”.  (Resaltado por fuera del texto)

Acorde a esa nueva disposición, la Administración Tributaria había manifestado que “(…) en relación con la prohibición de solicitar costos y gastos diferentes a aquellos en los que incurren los empleados asalariados, tiene sustento en que ahora, quienes se encuentren catalogados como empleados no asalariados, pueden acceder a la exención prevista en el numeral 10 del artículo 206 del E.T. Ahora bien, en relación con los costos para profesionales independientes, se estará sujeto a lo dispuesto por el artículo 87 del E.T., lo anterior siempre y cuando se encuentre catalogado dentro de la categoría de “otros” para las personas naturales, en relación con el impuesto sobre la renta”.  Oficio 004230 de febrero de 2015

Recientemente, y en relación con la aludida temática, se consultó a la Entidad si “¿Las personas naturales clasificadas en la categoría de empleados, cuyos pagos o abonos en cuenta no provengan de una relación laboral, o legal y reglamentaria, pueden tomar como costo o gasto deducible las erogaciones directamente relacionadas con su actividad económica, aun cuando difieran de los permitidos a los trabajadores asalariados?”.  Oficio 015160 de mayo de 2015, 25 05 2015.

Al respecto, la Autoridad Tributaria expresa que “en relación con la consulta de la referencia, mediante la cual pregunta si en virtud de lo consagrado en el parágrafo 4° del artículo 26 de la Ley 1739 que adicionó el numeral 10 del artículo 206 del Estatuto Tributario, los profesionales independientes clasificados en la categoría tributaria de empleados, pueden tomar los costos y deducciones que sean procedente; atentamente le informamos que mediante Auto de la Corte Constitucional, de fecha abril 21 de 2015, Referencia Expediente D-10678, Magistrado Sustanciador: Gabriel Eduardo Mendoza Melo, la Corporación admitió la demanda de Inconstitucionalidad contra al parágrafo 4° (parcial) del artículo 206 del Estatuto Tributario, tal como fue modificado por el artículo 26 de la Ley 1739 de 2014”.  Oficio 015160 de mayo de 2015, 25 05 2015

Y acorde a lo anterior, el Ente Oficial considera “(…) que antes de emitir una interpretación sobre la disposición, habrá que estarse al resultado del proceso de revisión Constitucional y más aún si se considera que como la norma demandada tiene una incidencia de período al ser sustancial en el impuesto sobre la renta, según lo dispuesto en el artículo 338 de la Constitución Política “... Las leyes, ordenanzas o acuerdos que regulen contribuciones en las que la base sea el resultado de hechos ocurridos durante un período determinado, no pueden aplicarse sino a partir del período que comience después de iniciar la vigencia de la respectiva ley, ordenanza o acuerdo”, aplica a partir del año gravable 2015, período respecto del cual deberá presentarse la declaración del impuesto sobre la renta en el 2016”.

En consecuencia, entonces, habrá de esperarse el pronunciamiento de la Alta Corte, para poder concluir – para el año gravable 2015 – la procedencia o no de costos y gastos para trabajadores independientes “empleados”, distintos de los permitidos para los “asalariados”.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.