Inicio » . Por » (05 / 09 / 2010 )

Creación de empresas; ¿de donde surgen las ideas para establecerlas?

Razones para la creación de una empresa

Son fundamentalmente dos:

  • Una alternativa a la dificultad de encontrar trabajo y generar los ingresos necesarios para pagar los gastos corrientes personales o familiares.
  • El deseo, y proyecto de vida, de ser empresario, independiente,  en vez de ser empleado.

Son muy diferentes, y tienen muy profundas implicaciones respecto al manejo de la empresa y a las características del creador de la empresa:

Características del empresario

Quien quiera ser empresario independiente y establecer una empresa que vaya mas allá de la generación de dinero para pagar los gastos de sostenimiento y quizás generar un remanente para estudio y recreación, necesita tener unas características personales especiales como:

*Entusiasmo desbordante, proactividad y actitud positiva frente a la vida

*Confianza en si mismo y en la gente

*Alta necesidad de reconocimiento social por el impacto que genere sobre el medio ambiente que trascienda el familiar.

*Osadía y capacidad y disposición a asumir riesgos

*Persistencia y alta capacidad de recuperación por fracasos

*Paciencia

*Perspicacia

*Muy buena capacidad de relacionarse con los demás para construir una red de contactos sociales y de negocios con la cual interactuar.

*Interés por adquirir conocimientos, conocer experiencias de otros, estudiar, y experimentar por si mismo y dedicación de tiempo a ello.

*Disposición a asociarse con otros y a compartir.

Autoanalisis

Es muy importante que quien esté pensando en establecer una empresa, realice un análisis de sí mismo para evaluar si tiene o no las características anteriores.

Si las tiene, seguramente se convertirá en un empresario  exitoso en formar una empresa con alta probabilidad de desarrollo, crecimiento rentable e impacto social y económico.

Si no las tiene, no es razón para no establecer la empresa. Simplemente, debe montarla si es la alternativa posible para sufragar sus gastos pero debe  estar consciente de qué puede lograr con ella, especialmente para no frustrarse si no obtiene el desarrollo económico y social a que si bien puede aspirar y tiene el derecho a hacerlo, posiblemente no logre.

Generalmente, con esas características empresariales se nace, y afloran desde la niñez y se desarrollan con el tiempo. Corresponden en mucho, a lo que popularmente se llama la persona “negociante”, que “vive” haciendo eso : negocios con los demás: Haciendo cosas para vender – galletas en el colegio – , prestando servicios por los que cobra, organizando eventos, y comprando y revendiendo cosas, con utilidad.

Esa capacidad sin embargo necesita encausamiento que si bien en algo lo da la experiencia, se adquiere mas bien con el estudio formal académico por sencillo que sea, y con la asesoría de personas que puedan apoyar el desarrollo del empresario y sobretodo, organizar su mente y esfuerzos.

Ese es el sentido que tienen los programas de apoyo empresarial de Instituciones como las Alcaldías, las Cámaras de Comercio y los programas de empresarialidad de las Universidades, muchas veces, equivocadamente orientados con excesivo énfasis hacia los jóvenes, que si bien pueden ser sobrados en entusiasmo, no tienen la experiencia de quien lleva varios años bien dentro del sector empresarial, o simplemente viviendo la relación con otros.

Transformación de la empresa

No es descartable que una empresa establecida buscando subsistencia, se convierta en una empresa de impacto sobre su medio ambiente, que supere ese primer objetivo y lo trascienda. No es sin embargo lo mas común, a menos que quien la establezca, tenga, aunque no las haya desarrollado,  las características personales anotadas para el empresario, y las desarrolle con la experiencia y el apoyo de programas como los mencionados.

Fuente de ideas para el establecimiento de empresas

Que negocio pongo? Es la pregunta que se hace quien haya tomado la decisión de establecer un negocio, por cualquiera de las de las dos razones anotadas.

Pues bien, hay dos maneras de generar las ideas :

A)    La primera es acudir a la capacidad, experiencia o conocimiento especifico que tenga quien quiere establecer el negocio, que las haya adquirido bien por cursos o estudios formales que haya realizado, por trabajos que haya tenido o por observación directa a otros.

Es el caso del técnico, o del vendedor, o del contador que se retira o es liquidado por una empresa, y conoce a fondo el proceso de manufactura, o las necesidades no satisfechas de la empresa misma, como en materias primas o procesos, o necesidades no satisfechas de clientes de la empresa con la que trabajó.

B)    La segunda, es identificar  la existencia de necesidades, que bien pueden ser de personas o de empresas, que  no encuentran quien se las satisfaga adecuadamente.

Esas necesidades se pueden identificar através de un proceso de observación física y de conversaciones e investigación en muchas fuentes como clientes de empresas, funcionarios de empresas,  ciudadanos comunes, publicaciones, etc, o pueden  surgir también de amistades y contactos que se las hayan comentado, y que inclusive le propongan al empresario que se asocien para montar el negocio, lo que ocurre frecuentemente en el caso de necesidades de empresas, y puede ser muy conveniente.

Es muy factible, y muchos casos se han visto, de personas a quienes producto de este proceso se les ocurren ideas pero no tienen los conocimientos o contactos para desarrollarlas y consiguen socios inversionistas o técnicos para hacerlo.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


2 Opiniones
  1. joannes enrique dice:

    importante para crear una empresa es tener la disposición y el deseo pero aveces
    influye la parte de la financiación osea el recurso económico y las entidades crediticias ponen muchas trabas y así es muy cumplicado

  2. Oniar Naólr dice:

    Qué bien, me gusta el artículo, muy bueno, sin titubeos ni preferencias, quisiera preguntar y si es posible, obtener respuesta, ¿cómo se hace para restaurar la confianza en los demás?, pregunto por esto, observo que un banco no cree en nadie, una arrendadora tampoco, inclusive he encontrado avisos donde dice” Aquí solo le creemos a Dios” y son empresas de éxito financiero y de cubrimiento. Lo mismo he observado cuando se va a abrir un crédito comercial o cuando se trata de vincular socios, estos no creen en la idea y exigen garantías como si fueran prestamistas. No lo hago por controvertir, si no, para aprender, o es que se le tiene que dar ese manejo, que le parezca a los demás que se cree en ellos, o por lo menos a nivel publicitario, como por ejemplo las revisiones obligatorias de instalaciones de gas domestico, “es por su seguridad”, pero lo que realmente se busca es la eficiencia y seguridad la empresa de gas, y ahorrarse un costo necesario, convirtiéndolo en ley, para que lo pague el usuario.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.