¿Cuál es la diferencia entre un fondo de emergencia y un colchón de efectivo?

Diferenciar entre fondo de emergencia y colchón de efectivo es muy importante para mantener una finanzas saludables y contar con dinero en las ocasiones en las que puedan surgir dificultades. Pero, ¿cuál es la diferencia entre ambos conceptos?

Fondo de emergencia

Una de las primeras reglas de las finanzas es mantener un fondo de emergencia con el que se puedan cubrir de 3 a 6 meses de gastos, aunque en determinados casos puede ser interesante tener un fondo mayor.

Este fondo debe utilizarse sólo para pagar los gastos que se produzcan en casos extremos en los que no tenga otra forma de obtener ingresos, por ejemplo, si se queda sin empleo o surge un problema médico.

Es decir, un fondo de emergencia sirve para cubrir gastos inesperados que no puedan esperar. Para otro tipo de gastos es necesario contar con otro tipo de fondos, bien establecidos a tal fin (por ejemplo, una cuenta de ahorro para un determinado propósito) o un colchón de efectivo.

Colchón de efectivo

Un colchón de efectivo es un dinero que se guarda y se tiene disponible con el objetivo de protegerse de la insuficiencia de fondos para evitar sanciones y cargos por sobregiro. Este colchón permite mantener cierta seguridad ante descuidos o problemas temporales de liquidez.

Diferencias en fondo de emergencia y colchón de efectivo

Sin embargo, muchas personas confunden un fondo de emergencia con un colchón de efectivo, y consideran que su fondo de emergencia puede utilizarse como colchón de efectivo. Con ello, lo que consiguen es reducir este fondo, de modo que, cuando necesitan usarlo para una emergencia importante, no tienen suficiente.

Otro error común es pensar que con tener un colchón de efectivo es suficiente, que no es necesario tener un fondo de emergencia, ya que si surge algo urgente pueden pedir un préstamo. Estas personas olvidan que, precisamente, estos fondos están para usarlos cuando no se puede optar a un préstamo.

Soluciones

Para solucionar esta confusión, sería interesante, por una parte, procurar mantener siempre un mínimo capital en la cuenta corriente, acotando los gastos siempre que se vea peligrar el límite que cada uno considere. Este límite debería ser equivalente para cubrir los gastos fijos de un mes. Para crear un fondo de emergencia, lo ideal es abrir otra cuenta aparte a la que ir añadiendo fondos gradualmente, preferiblemente de forma automática desde su cuenta corriente, y consideran añadir un porcentaje de los ingresos extra que obtenga eventualmente.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.