¿Cuándo el acreedor del constituyente de un fideicomiso puede demandar la constitución del mismo?

El fideicomiso es una de las figuras más interesantes plasmadas en el código civil, ya que a través de este se puede entregar la propiedad plena a una persona sin más trámites que cumplir con la condición impuesta por el constituyente, quien en la mayoría de los casos es constituyente y fiduciario a la vez; una de la características fundamentales de los bienes que se otorgan en fideicomiso es su calidad de inembargables.

De acuerdo por lo señalado en el artículo 1677 del código civil numeral 8º los bienes que hacen parte de un fideicomiso son inembargables, dicho artículo señala:

“La cesión comprenderá todos los bienes, derechos y acciones del deudor, excepto los no embargables.

No son embargables: (…)

8o.) La propiedad de los objetos que el deudor posee fiduciariamente. (…)”.

 En este orden de ideas al constituir una persona fideicomiso sobres sus bienes o parte de ellos, está convirtiendo estos bienes en inembargables, lo cual evita que sus acreedores puedan con estos pagarse la deuda. Ahora bien, no se puede decir que la constitución de un fideicomiso en sí mismo constituye un fraude a los acreedores del constituyente.

En el derecho civil, hay una norma que reza que la buena fe se presume y la mala se prueba, teniendo en cuenta lo anterior no se puede manifestar que la constitución de un fideicomiso cuando el constituyente tiene acreedores sea en fraude de estos, sin embrago lo anterior no significa que esta figura mal intencionalmente, pueda ser utilizada defraudar a los acreedores más que para beneficiar, a alguien en virtud del cumplimiento de una condición.

Por otro lado, hay que señalar que el fideicomiso civil solo puede ser constituido en bienes propios, es decir, de los cuales se tenga la propiedad plena y además estos no deben estar embargados, pues son excluyentes los dos gravámenes.

Entonces, cuando un acreedor o los acreedores del constituyente de un fidecomiso se crean ver defraudados por su deudor por haber constituido este la figura mencionada, deberán iniciar un proceso en el cual deberán demostrar la mala fe del constituyente a la hora de establecer el fideicomiso; es menester en este proceso demostrar que la finalidad del fideicomiso fue defraudar a los acreedores.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.