Cuando la gente pierda el miedo a los políticos y los políticos le tengan miedo a la gente

A juzgar por lo que ha estado sucediendo en Colombia en los últimos días con las protestas sociales de diferentes sectores, parece que empieza a darse un cambio de tendencia donde la gente empieza a perder  el miedo a los políticos y estos empiezan a temerle a la gente.

Durante toda la historia de Colombia, los políticos han hecho y desecho sin asumir consecuencia alguna. La gente ni siquiera les quita los votos como reprimenda por su embuste, engaño y traición, lo que de alguna manera explica la confianza de los políticos que los ha llevado a despreciar e ignorar a los manifestantes: El tal paro nacional no existe.

Sin embargo, en esta oportunidad la sociedad ha respondido de una manera inédita. Muchos sectores tan distintos y distantes han hecho causa común y han generado una reacción que el gobierno no ha podido controlar. Sus fuerzas del orden  y control (¿represión?) se han visto desbordadas, abrumadas.

Tal situación de descontrol se ha alcanzado sin que todos los sectores se hayan unido a la protesta. Si todos se unieran y trabajar coordinadamente, los políticos podrían ver comprometido su chiringuito.

Si el gobierno sigue jugando solo y para los suyos, y como de costumbre incumple todos los compromisos a los que tendrá que llegar para que las cosas vuelvan a su camino, la reacción de la sociedad podrá ser más fuerte aún y en tal oportunidad es probable que más sectores se unan a la protesta, puesto la sociedad  ha cambiado de actitud, y ya se ha dado cuenta que tiene la capacidad de provocar un cambio, que ese cambio no necesariamente se consigue dando o negando un voto.

La sociedad ha entendido que alguien bien acomodado y bien protegido es propenso a ignorar a sus semejantes, a mentirles y a incumplirles los que le promete,  que hace poco caso a los ruegos y súplicas, que sólo reacciona cuando siente que el rancho se le quema.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.