Cuando la reglamentación limita la ley

El 31 de julio de 2012 fue expedida la ley 1565 mediante la cual se crearon incentivos tributarios, aduaneros y financieros para el retorno de colombianos, sin embargo dicha ley fue reglamentada solo hasta el 21 de mayo de 2013, es decir que tardo 10 meses para reglamentar tan solo unos aspectos de la ley.

La ley dispone en los artículo 1 y 2 lo siguiente:

Artículo 1°. Objeto de la ley. Crear incentivos de carácter aduanero, tributario y financiero concernientes al retorno de los colombianos, y brindar un acompañamiento integral a aquellos colombianos que voluntariamente desean retornar al país.

Artículo  2°. Requisitos.  Reglamentado por el Decreto Nacional 1000 de 2013, Reglamentado por el Decreto Nacional 2064 de 2013. Los colombianos que viven en el extranjero, podrán acogerse por una sola vez, a lo dispuesto en la presente ley, siempre y cuando cumplan los siguientes requisitos:

a) Acreditar que ha permanecido en el extranjero por lo menos tres (3) años para acogerse a los beneficios de la presente ley. El Gobierno Nacional lo reglamentará en un término máximo de 2 meses;

b) Manifestar por escrito a la autoridad competente, su interés de retornar al país y acogerse a la presente ley;

c) Ser mayor de edad.

 Nótese que el término de reglamentación era según la ley de 2 meses, es decir que el reglamento debió expedirse a más tardar el 30 de septiembre. Y fue solo hasta mayo de 2013 que se cumple la ley. La consecuencia de esto, es que los colombianos que decidieron retornar al país durante los citados 10 meses no los cobija los beneficios de la ley 1565 de 2012.

Así lo ha manifestado la Dian mediante el concepto 569 de agosto de 2013 en el cual se resaltan algunos apartes:

De las normas que se citan puede inferirse que para efectos de materializar los incentivos tributarios de que trata el artículo 5 de la Ley 1565 de 2012, se requiere obtener el pronunciamiento de la Comisión Intersectorial  para el Retorno, documento que al contener la decisión acerca del cumplimiento de los requisitos del solicitante y del tipo del retorno que será beneficiario, se constituye en el soporte de la modalidad de importación que se invoca, esto es, la aplicación  de la modalidad de importación con franquicia en los términos del artículo 135 del Decreto 2685 de 1999.

En este orden de ideas, el otorgamiento de los beneficios se encontraba supeditado a la expedición del reglamento que estableciera el procedimiento para acreditar el cumplimiento de los requisitos, así como la autoridad a quién le correspondía estudiar las solicitudes de los beneficiarios, de tal suerte que los beneficios no podían ser reconocidos sin la expedición del reglamento que señalara tales condiciones.

Así las cosas, se tiene que para hacer efectivo el beneficio, el usuario dependía de la expedición del Decreto Reglamentario, sin que fuera posible reconocer los beneficios de la Ley 1565 de 2012 antes de la expedición del Decreto 1000 de 2013.

Entre tanto el oficio 8433 de febrero de 2013 sostenía que no era necesaria una reglamentación para acceder al beneficio:

"Como se observa, la norma trascrita establece el alcance de los beneficios fiscales para el retorno de los colombianos que se acojan a esta ley, razón por la cual en lo que a la DIAN respecta la norma tiene plena aplicación y no se requiere reglamentación adicional, salvo el cumplimiento de los trámites internos normales para el ingreso de las mercancías que se encuentran regulados en el Decreto 2685 de 1999, tales como menajes (artículo 218 y siguientes), importación con franquicia (artículos 135 y siguientes), y el tema de la monetización, que se encuentra regulado en la Resolución 8 de 2000 de la Junta Directiva del Banco de la República y la DCIN 83 de 2011”

Lo peor el caso es que el 23 de septiembre fue expedido el decreto 2064 reglamentando nuevamente la ley, y no se tuvo en cuenta a los colombianos que retornaron antes de la expedición del decreto.

Por ejemplo, si analizamos el comportamiento económico de España, es algo así como, esperar a que los colombianos que residen en espeala quebraran completamente para que retornaran al país.

En conclusión. la demora en la expedición de un decreto limito temporalmente el objetivo principal de la ley.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.