Cuando los impuestos no se ajustan a la realidad

Las teorías indican, que los impuestos simplemente deben gravar los distintos hechos económicos que se presentan, mas no que induzca el desarrollo normal de los mismos.

Esta posición es contraria a lo que estamos observando en estos últimos años, tal parece que los tributos y específicamente los impuestos son considerados el eje central de todo y por lo tanto el devenir de los hechos que ocurren de forma cotidiana tiene que estar casi que obligados a consultarse con normas tributarias.

Una muestra de ello son los servicios de vigilancia, ya sabemos que en lo que respecta al IVA la reforma tributaria realizó modificaciones en su base gravable. Y es que la reforma  dispuso que se realizara mediante el AIU, el artículo 46 de la ley 1607 de 2012 estableció:

Artículo 462-1. Base gravable especial. Para los servicios integrales de aseo y cafetería, de vigilancia, autorizados por la Superintendencia de Vigilancia Privada, de servicios temporales prestados por empresas autorizadas por el Ministerio del Trabajo y en los prestados por las coo­perativas y precooperativas de trabajo asociado en cuanto a mano de obra se refiere, vigiladas por la Superintendencia de Economía Solidaria o quien haga sus veces, a las cuales se les haya expedido resolución de registro por parte del Ministerio del Trabajo, de los regímenes de tra­bajo asociado, compensaciones y seguridad social, como también a los prestados por los sindicatos con personería jurídica vigente en desarrollo de contratos sindicales debidamente depositados ante el Ministerio de Trabajo, la tarifa será del 16% en la parte correspondiente al AIU (Ad­ministración, Imprevistos y Utilidad), que no podrá ser inferior al diez por ciento (10%) del valor del contrato. 

Para efectos de lo previsto en este artículo, el contribuyente deberá haber cumplido con todas las obligaciones laborales, o de compensaciones si se trata de cooperativas, precooperativas de trabajo asociado o sindicatos en desarrollo del contrato sindical y las atinentes a la seguridad social.

Parágrafo. La base gravable descrita en el presente artículo aplicará para efectos de la retención en la fuente del impuesto sobre la renta, al igual que para los impuestos territoriales.

Es decir que dichas empresas les corresponde liquidar un AIU, pero ¿qué sucede si  las facturas emitidas por estas son reguladas por la superintendencia  de vigilancia privada y esta no contempla dicho AIU? La respuesta de la Dian es sencilla, la norma habla de un AIU presuntivo y mínimo del 10% y para rematar menciona que gestionará la expedición de un decreto (ver concepto 010436 de 2013)

Entonces una factura que está reglamentada por una superintendencia pierde valor practico por medidas tributarias, como quien dice, no se puede de acuerdo ni el mismo gobierno, valga la pena resaltar que según el Ministro de Hacienda, esta reforma fue “la más difundida”, pero al parecer se le olvida difundirla a las mismas entidades del gobierno.

Contrario a esto, la superintendencia de vigilancia mediante el memorando 20137200002933 de forma respetuosa indica que sus funciones y competencias nada tienen que ver con medidas tributarias.

En conclusión, no todo el mundo debe girar en torno a los impuestos, la fijación de medidas tributarias deben tener en cuenta el devenir normal de los negocios, y a su vez debe ser adoptada primeramente por las mismas entidades del gobierno so pena de generar conflictos de competencia.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.