¿Cuando se cambia de salario variable a fijo con qué base se debe determinar el nuevo salario?

Cuando la empresa decide cambiar a un trabajador la modalidad de salario para pasarlo de variable a fijo, hay que definir un salario fijo que no desmejore considerablemente los ingresos del trabajador, puesto que la ley laboral protege especialmente de esta situación a los trabajadores.

Si bien el monto del salario variable por lo general depende del esfuerzo del trabajador, es un ingreso que se debería tomar como referencia para fijar su nuevo salario fijo.

Una solución salomónica podría ser promediar  el salario variable durante los últimos meses, ya sean 6 o un año, o lo que se considere razonable para que el valor promedio no resulte contaminado por  una temporada alta o muy baja que termine afectando el ingreso real percibido por el trabajador, y con base a ello fijar la base para negociar el salario fijo.

Como se decía al principio, el salario variable puede hacer que el trabajador se esfuerce más de lo normal para incrementar sus ingresos, o incluso trabajar más horas, por lo que esa situación se debería tener en cuenta a la hora de fijar el  nuevo salario, puesto que la experiencia dice que un trabajador con un sueldo fijo, puede ser menos productivo que uno con un salario variable, de manera tal que eventualmente el salario fijo podría ser ligeramente inferior al promedio del variable, lo cual necesariamente no sería ilegal por los factores ya mencionados.

En todo caso, el nuevo salario fijo no debe reducir sustancialmente el ingreso que normalmente venía obteniendo el trabajador, toda vez que sería un claro desmejoramiento de condiciones del trabajador que podría dar lugar a que este renuncie alegando una justa causa para él, lo que podría redundar en una reclamación judicial al empleado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Jose Guarnizo dice:

    Tuve un accidente laboral en septiembre de 2014 (ruptura del bíceps y labrum) apenas sucedió esto el gerente me comunicó que me iba a bajar mi sueldo (salario variable) y sólo después de volver de la cirugía (cinco meses de incapacidad) se hizo realidad esta amenaza, después de devengar un promedio de $2.300.000 me empezaron a pagar el salario mínimo ($636.000), debido a esa discriminación me vi en la obligación de renunciar (despido indirecto) y ahora no puedo conseguir trabajo debido a mi discapacidad.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.