¿Cuándo se configura el silencio administrativo respecto a los recursos?

El silencio administrativo se genera por el hecho de no ser resuelta una petición por la administración; de acuerdo a lo establecido en el código de procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo, para que haya silencio administrativo es necesario que transcurran tres meses desde que se presentó la petición sin que se haya notificado decisión alguna al interesado, en este caso estamos frente al silencio administrativo negativo.

Si de silencio administrativo positivo se trata, este solo se da en los casos expresamente señalados en la ley; ahora una cosa es el silencio administrativo que se presenta respecto a la petición elevada por la persona interesada y otra el silencio administrativo respecto a los recursos.

Puede darse el caso que la persona interesada en que se le reconozca un derecho presente la petición ante la administración, esta le resuelva negando y le notifique la decisión tomada, si contra esta decisión proceden recursos y el interesado los interpone, pero la administración no resuelve el recurso interpuesto, se configura el silencio administrativo negativo respecto al recurso.

Para que se configure el silencio administrativo negativo respecto a los recursos, es necesario que transcurran dos meses desde que el interesado haya interpuesto el recurso de reposición o apelación según el caso, contra la decisión tomada por la administración sin que se haya notificado por parte de esta resolución alguna al respecto, de conformidad con lo señalado en el inciso primero artículo 86 del CPACA, el señala lo siguiente:

“Salvo lo dispuesto en el artículo 52 de este Código, transcurrido un plazo de dos (2) meses, contados a partir de la interposición de los recursos de reposición o apelación sin que se haya notificado decisión expresa sobre ellos, se entenderá que la decisión es  negativa”.

Por el hecho de haberse configurado el silencio administrativo negativo respecto a los recursos no se exime de responsabilidad a la administración de resolverlos, a menos que se haya demandado ante la jurisdicción contenciosa administrativa el acto ficto o presunto que nace con dicho silencio y se hubiere notificado a la administración el auto admisorio de la demanda.

Si dentro del plazo mencionado anteriormente la autoridad administrativa no ha resuelto el recurso, la persona interesada esta en todo el derecho  de acudir a la jurisdicción contenciosa administrativa a demandar el acto que se genera con el silencio administrativo negativo,  por la no resolución del recurso y obtener por esta vía si es el caso el reconocimiento de su derecho.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.