¿Cuándo se considera la contestación de la demanda deficiente y que consecuencias genera esta circunstancia?

La contestación de la demanda es la oportunidad que tiene el demandado para defenderse por medio de las excepciones ya sean previas o de mérito, incluso dentro del término del traslado de la misma puede contrademandar (demanda de reconvención), pedir la pruebas que pretenda hacer valer en el proceso, inclusive puede en esta misma aceptar lo pretendido por el demandante, a través del allanamiento.

Para que la contestación de la demanda sea aceptada y se tenga por contestada dentro del proceso tiene que llenar los requisitos contenidos en el artículo 96 del código general del proceso Ley 1564 de 2012, actual código de procedimiento civil.

Lleno estos requisitos y presentada la contestación dentro del término se tendrá por contestada y se seguirá con el trámite procesal, pero ¿Qué sucede si la contestación de la demanda se considera deficiente? ¿Cuándo se predica tal deficiencia?

La contestación de la demanda se considera deficiente cuando:

  • Cuando no hay un pronunciamiento expreso y claro de los hechos y las pretensiones, y cuando esta contiene afirmaciones o negaciones contrarias a la realidad.

Cuando hay contestación de la demanda y esta se considera deficiente, se  genera como consecuencia que se presuman ciertos hechos susceptibles de confesión, consecuencia que también se genera cuando esta no se contesta; de conformidad con lo señalado en el artículo 97 del C.G.P., el cual establece:

“La falta de contestación de la demanda o de pronunciamiento expreso sobre los hechos y pretensiones de ella, o las afirmaciones o negaciones contrarias a la realidad, harán presumir ciertos los hechos susceptibles de confesión contenidos en la demanda, salvo que la ley le atribuya otro efecto.

La falta del juramento estimatorio impedirá que sea considerada la respectiva reclamación del demandado, salvo que concrete la estimación juramentada dentro de los cinco (5) días siguientes a la notificación del requerimiento que para tal efecto le haga el juez”.

En el anterior código de procedimiento civil Decreto 1400 de 1970 la deficiencia de la contestación de la demanda se tomaba como un indicio grave en contra del demandado, consecuencia que también generaba la falta de contestación.

De acuerdo a lo señalado por el código general del proceso respecto a la deficiencia de la contestación de la demanda, se debe concluir,  que el demandado al contestar la demanda no se puede limitar solo a decir que hechos acepta, cuales no y cuales no le constan, ya que de cada afirmación se debe manifestar de forma clara la justificación que sustenta su respuesta, sobre todo cuando los hechos se niegan o no le constan, ya que de lo contrario se tomaran como ciertos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Byron Emilio Restrepo Arango dice:

    Sólo con el fin de participar quiero comentar que no encuentro en el C.G.P. un artículo determinado sobre el proceso de reivindicación de un bien, quisiera conocer su criterio al respecto.Muchas gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.