¿Cuando una obligación que por ley se encuentra a cargo del arrendador puede ser obligatoria para el arrendatario?

El contrato es una figura jurídica a través de la cual una parte se obliga para con otra a cumplir una obligación; en un contrato las obligaciones que se deben cumplir pueden estar a cargo de una de las  parte, entonces el contrato será unilateral o las obligaciones pueden estar a cargo de todas las partes contratantes, por esta razón reviste el carácter de bilateral.

El contrato de arrendamiento se caracteriza por ser un contrato bilateral  ya que tanto arrendatario como arrendador se obligan recíprocamente a cumplir ciertas obligaciones. En cuanto a las reparaciones que se deben efectuar a la cosa arrendada de conformidad con lo establecido en código civil, las reparaciones necesarias son a cargo del arrendador y las locativas a cargo del arrendatario.

Esta regla se encuentra contenida en el artículo 1985 del código civil el cual establece lo siguiente:

La obligación de mantener la cosa arrendada en buen estado consiste en hacer, durante el arriendo, todas las reparaciones necesarias, a excepción de las locativas, las cuales corresponden generalmente al arrendatario.

Pero será obligado el arrendador aún a las reparaciones locativas, si los deterioros que las han hecho necesarias provinieron de fuerza mayor o caso fortuito, o de la mala calidad de la cosa arrendada.

Las estipulaciones de los contratantes podrán modificar estas obligaciones.

Sin embargo en materia de contrato de arrendamiento respecto a las reparaciones que se deben efectuar a la cosa arrendada hay libertad contractual, es decir, que las partes en el contrato pueden modificar estas obligaciones.

En el caso de arrendamiento de una casa en principio la obligación de mantener la casa en buen estado está a cargo de arrendador, sin embargo en el contrato podría establecerse que es obligación del arrendatario por ejemplo pintar la casa, en este caso esa obligación que en principio le correspondía al arrendador se convierte en obligatoria para el arrendatario por así encontrarse establecido en el contrato.

Incluso si en el contrato se estableció con qué clase de pintura se debía pintar la casa, se convierte en obligatoria esta estipulación, ya que el contrato es ley para las partes, de conformidad con lo contemplado en el artículo 1602 del código civil.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Mari Rovira dice:

    Vivo desde el 2001 en un apartamento y cuando tenia los 4 años este fue comprado por otra persona quien hizo algunas reformas como pintar paredes, colocar baldosas en la cocina y baños y cambiar el meson de la cocina, mas no la estufa, que presentaba deterioro ya en sus parrillas y tapas de los fogones. Hoy al 2016, el dueño no ha hecho mantenimientos de ninguna clase al apartamento, y la estufa pese al mantenimiento de mi parte, ya los fogones o sirven y me dicen los tecnicos el daño es ya interno y se debe comprar nueva. Mi pregunta es si es a mi como arrendataria me toca comprar la estufa dañada por los años (15 años de uso) o al arrendador es a quien le corresponde.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.