¿Cultura, avaricia o desfachatez?

Hoy el canal Caracol, dueño de los derechos de transmisión exclusiva del partido de fútbol Colombia Chile, ha manifestado que iniciará acciones penales contra todo aquel que ose retransmitir públicamente el partido sin pedir autorización a Caracol, es decir, sin pagarles lo que ellos pidan.

Es parte de la pasión del futbol que la gente se reúna en la tienda de la esquina donde sacan el televisor para que la gente mire el partido. Es indignante que quieran penalizar esa arraigada práctica que hace parte de la cultura nuestra.

Esto demuestra que la cultura  y el deporte les importan poco. Les importa el dinero, y si es preciso sacarle el último peso del bolsillo de los aficionados que no  cuentan con otra alternativa para mirar un partido de fútbol, lo harán sin escrúpulos, sin miramientos ni cargos de conciencia. El dinero es dinero y así es que lo  han conseguido.

Tal parece que la responsabilidad y compromiso social de los más ricos del país es nula. Es vergonzante que el estado permita que este tipo de situaciones se den, sobre todo cuando el deporte ha demostrado ser un excelente medio de esparcimiento que toda sociedad requiere.

Es chocante la avaricia desmedida que sin rubor alguno demuestran quienes ostentan el poder económico, y quienes plegados a este cocinan las leyes que amparan estos nauseabundos propósitos.

Es inaudito que por permitir que los clientes o los vecinos miren un partido de fútbol una persona pueda terminar incluso en la cárcel o pagando millonarias multas en favor de un monopolio que se ha apoderado de actos culturales y deportivos que deben ser de propiedad pública en beneficio de todos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.