De la prestación de servicios profesionales con abogado. Contextualización General

Uno de los aspectos más azarosos de la actividad profesional lo constituye tanto para el abogado como el cliente, la contratación de la prestación del servicio profesional, ya que desde el punto de vista de este, en la mayoría de los casos se tiene la extraña sensación de estar en desventaja, y desde el punto de vista de aquel, el mismo sentimiento pero de como asegurar el pago al final de la gestión.

Sea del caso precisar anticipadamente que el cliente debe tener sentado las siguientes precisiones al momento de consultar los servicios profesionales de un Abogado:

  1. el abogado es una especie de amigo, sacerdote y medico, debe confiar en él y contarle toda la verdad sin escatimar detalle alguno por escabrosa aquella, o insignificante este, que pudiere parecer
  2. el abogado no es un mago, un sabelotodo, ni un policía, es decir, no tiene más poder que el del conocimiento de la ley y el manejo de las situaciones y escenarios donde se desarrolla el conflicto
  3. la labor del abogado siempre será de medio, no de resultado, es decir, nunca podrá garantizarle el resultado de su gestión

Si el Abogado determina como viable el adelantamiento de su caso, deberá exponerle con lujo de detalle, los riesgos, perspectivas, alcances, tiempos estimados, diligencias previas, y sobre todo, de manera separada, los costos de la asesoría, los costos o gastos del proceso y los honorarios profesionales correspondientes, asi como las condiciones de modo, tiempo y lugar en que se desarrollaría su actividad profesional.

Una vez entendida la situación, SIEMPRE, deberá suscribirse un Contrato de Prestación de Servicios Profesionales donde el Abogado debe dejar sentado su experiencia y curriculum para pleno conocimiento del cliente y que es con base en este que se contrata y se fija los alcances de sus honorarios, al tiempo que conocer exactamente en todo momento y lugar las perspectivas, limitaciones y alcances de la gestión a encomendar.

La parte critica de la contratación, constituida por la remuneración u Honorarios Profesionales por los servicios prestados, es la que más claridad y suficiencia debe tener ya que, dependiendo de la clase de gestión, dificultad e intensidad, esta puede convenirse a Unidad de Tiempo, a Porcentaje, a Suma Fija, Mixto, a Cuota Litis y por Prima de Exito, entre las más reconocidas, cada una con sus particularidades y  de las cuales, sin más pretensión que la claridad conceptual, nos ocuparemos a continuación.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.