De nuevo, la compraventa de acciones no es la mejor forma de hacerse millonario

Hace un tiempo escribimos un editorial donde expusimos que la simple compra y venta de acciones no hace millonario a nadie, opinión que no ha sido compartida por muchos, e incluso ha incomodado a muchos más, pero que sigue vigente, y siempre ha sido así.

Desde tiempo atrás se tiene conocimiento que aproximadamente el 90% de las personas que invierten en bolsa pierden su dinero, y algo de amplio  conocimiento entre la mayoría de las personas que se mueven en ese campo, sin embargo, muchos no hacen caso de las estadísticas y de las probabilidades, que siempre van en contra de quienes no hacen bien su trabajo.

Es preciso  aclarar que hay una gran diferencia entre especulador e inversor. Esa diferencia la deja muy clara Benjamin Graham en su libro El Inversor Inteligente, y es claro que la compraventa de acciones es básicamente un acto especulativo más no una inversión propiamente dicha, y ese parece el centro de la cuestión.

Comprar una acción hoy para venderla mañana, el próximo mes o el próximo año con la esperanza de ganar algo, está lejos de ser una inversión. Es simplemente un a puesta a que la acción subirá de precio y así ganar mucho dinero. El problema es que no hay garantía de que esa acción suba de precio, y en muchos casos sucede lo contrario, y si el  “inversor” cuenta con suerte y acierta, buena parte de su ganancia, que no será mucha, se la llevará el comisionista o corredor. Y hay que tener en cuenta que los comisionistas cobran por vender con ganancia o por vender con pérdida. No trabajan gratis.

Los grandes inversionistas como Warren Buffett se han hecho millonarios invirtiendo en acciones de grandes empresa que conserva por muchos años, por 10, 20 o hasta 30. Cuando estos grandes de los mercaos bursátiles hacen una compra, no lo hacen pensando en que mañana la podrán vender a mejor precio, lo hacen pensando en que la empresa le representará un gran beneficio, en que la empresa crecerá y distribuirá grandes utilidades. Hace una compra para toda la vida, y sólo se deshacen de ella cuando se han equivocado, y por supuesto, nunca venden su participación si la empresa marcha viento en popa.

No se le puede llamar inversionista a quien compra una acción de Ecopetrol para venderá 50 pesos más cara la semana próxima. Ese es un especulador y algunas veces ganará y otras veces perderá, y hace parte del 90% que no se hacen millonarios.

Lo que queremos resaltar, es que el mundo de la bolsa no se puede abordar como un casino de apuestas, sino que se debe actuar profesionalmente para invertir sólo en acciones que tengan activos subyacentes que aseguren un retorno de la inversión y alguna utilidad (parafraseando al señor Graham).

La compraventa de acciones por tanto, nunca será suficiente para igualar a los grandes inversores. Incluso los nacionales (santo domingo, sarmiento, etc.) se dedican a comprar empresas para hacerlas crecer y no con la intención de feriarlas apenas suban de precio las acciones con tal de ganarse unos pesos y luego comprar nuevas acciones. NO. Y ese es el gran error de la mayor parte de los llamados inversionistas que se juegan su dinero en la bolsa día a día y que por lo general lo pierden, o a mucho logran un rendimiento que no supera el 10% anual. Nada para hacerse millonario a no ser que ya sea millonario.

En Internet hay multitud de estudios en los que se deja claro que la compraventa de acciones, en el sentido estricto de la palabra, no es el mejor camino para ser millonario, puesto que no se conoce el primero que lo haya conseguido en el mundo entero.

Y para que todo quede más claro, los grandes inversionistas no es que compren sus acciones en la bolsa que es el mercado secundario. Sus acciones las compran directamente a los dueños de las empresas mediante negociaciones directas con ventajosas condiciones puesto que previamente han hecho un trabajo de investigación y análisis que les garantizas poder de negociación. Eso es invertir y es el camino que ha hecho millonarios a muchos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.