Declarar para salir del paso y rezar para que la Dian no revise

En la vida diaria de los pequeños contribuyentes se viven realidades que los obliga a tomar decisiones creativas para salir temporalmente de un impase y ganar algún tiempo esperando que luego la Dian no revise las actuaciones del contribuyente y nada pase.

Es el caso del contribuyente que es requerido para que declare pero no tiene ni plata para pagar un impuesto ni tiene soporte o documento alguno para hacerlo debidamente. La solución por la que se decantan es por  presentar una bonita declaración de renta con ingresos, costos y deducciones y cero impuesto a pagar, o una pequeña cantidad simbólica como para que no parezca tan sospechosa la declaración.

Una vez que la Dian ha detectado que un contribuyente es omiso, ya lo tiene en la mira, y si no cumple con la obligación de declarar, lo más seguro es que continúe con su actuación administrativa hasta tanto le profiera la liquidación de aforo hasta al final, así que si el contribuyente decide declarar, así sea presentando una declaración “maquillada”, las alertas de la Dian se desactivan temporalmente y probablemente dejen a ese contribuyente en paz por un buen tiempo, y seguramente se olviden de él para siempre y todo quede como si nada.

Cuando el contribuyente presenta la declaración, así sea una burda declaración, el proceso iniciado por la Dian para ahí, y luego, si la Dian lo considera oportuno, inicia un proceso nuevo, distinto, ya de fiscalización, y allí el contribuyente tiene una gran posibilidad de salir inerme porque la Dian aún no tiene la capacidad  de fiscalizar la totalidad de las declaraciones presentadas, así que será una cuestión de probabilidad y estadística, y son muchos los contribuyentes a los que no se les revisarán sus declaraciones por lo que están quedaran en firme con todos  sus errores, imperfecciones  y omisiones.

Por lo tanto, presentar cualquier declaración cuando la Dian lo solicite tiene sentido para muchos porque le permite al contribuyente ganar tiempo que luego juega su favor, ya porque primero la declaración queda en firme antes que la Dian tenga capacidad de revisar todo, o porque finalmente el contribuyente puede reunir los soportes necesarios, y en todo caso, una vez que la Dian le ha echado el ojo, no hay mucho que perder pero si algo que ganar.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.