Deducción del 200% por discapacidad superior al 25% comprobada ¿la discapacidad debe ser anterior al contrato laboral, o en desarrollo de este?

El artículo 31 de la ley 361 de 1997 dispuso textualmente que los empleadores que ocupen trabajadores con limitación no inferior al 25% comprobada y que estén obligados a presentar declaración de renta y complementarios, tienen derecho a deducir de la renta el 200% del valor de los salarios y prestaciones sociales pagados durante el año o periodo gravable a los trabajadores con limitación, mientras esta subsista.

Ahora bien, nótese que dicha deducción opera cuando se “ocupen” dichos trabajadores en situación de discapacidad. Lo que para algunos ha significado que la ocupación solo ocurre con se trata de un trabajador nuevo.

Tener una posición contraria, implicaría que aún después de haber contratado al trabajador, si este en el transcurso de su relación laboral (después de haber sido contratado) llega a estar en situación de discapacidad superior al 25%, podría su empleador tener una deducción de sus salarios y prestaciones sociales del 200%.

Pues bien, la DIAN ya tomó partido, mediante 0312 del 18 de abril de 2016, en el cual señaló:

“Así las cosas, toda vez que la reseñada disposición no distingue en torno a si el beneficio tributario está o no encaminado a favorecer únicamente nuevas contrataciones, y en la medida que, en el evento consultado, se cumple el supuesto fáctico previsto en la ley, es de colegir que la deducción de que trata el artículo 31 de la ley 361 de 1997 es procedente cuando. En desarrollo de un contrato de trabajo, el trabajador queda en situación de discapacidad no inferior al 25% comprobada y, no obstante ello, el empleador opta por continuar el vínculo laboral.

Lo anterior, bajo el entendido que donde el legislador no distingue, no le es dable hacerlo al interprete, “regla legal que inspira o marca la pauta para determinar el sentido y alcance de una disposición legal” como fuera sostenido en el Concepto 028442 del 4 de abril de 1997.”

Es decir, que no importa si la discapacidad del trabajador (superior al 25% comprobada) se da antes de la contratación o en desarrollo de un contrato de trabajo, pues en ambos casos aplica la deducción del 200% en salarios y prestaciones sociales.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Maria dice:

    Agradecería me pudieran enviar a este correo mariarehe@gmail.com, el reciente concepto de la DIAN citado en este artículo con el número 0312 del 18 de abril de 2016.

    Muchas gracias,

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.