Definiciones importantes en el estado de flujos de efectivo

Como parte del entendimiento del estado de flujos de efectivo, se hace necesario comprender algunos significados importantes:

Efectivo: comprende lo relacionado con los recursos que la empresa mantiene con una disponibilidad inmediata, tales como caja y saldos en entidades financieras.

Equivalentes al efectivo: comprende las inversiones[1] a corto plazo de gran liquidez[2], fácilmente convertibles en importes de efectivo, los cuales se encuentran sujetos a un riesgo poco significativo de cambios en su valor.

Flujos de efectivo: comprende las entradas y salidas de efectivo y equivalentes al efectivo.

De conformidad con lo anterior el estado de flujos de efectivo puede entenderse como los movimientos (auxiliares) del periodo, de la cuenta efectivo y equivalentes al efectivo[3]; sin embargo esta metodología también puede ser cambiada por las variaciones de todas las cuentas del estado de situación financiera más las cuentas del estado de resultado integral, partiendo de la ecuación contable básica activo - pasivo = patrimonio.

De la formula anterior obtenemos lo siguiente:

E y EE[4] = pasivo y patrimonio menos activos.

Ahora bien en el entendido que el resultado integral[5] del periodo refleja las variaciones del estado de situación financiera, es necesario establecer lo siguiente:

E y EE[6] = variaciones del pasivo y patrimonio menos las variaciones de los activos.

Y si seguimos resolviendo la fórmula más a fondo podemos encontrar la fórmula completa para la elaboración del flujo de efectivo.

De acuerdo a lo anterior un pasivo al final del periodo genera incrementos en el flujo del efectivo, pero el saldo inicial genera una disminución del mismo (partiendo desde el análisis de la fórmula anterior).

Lo anterior supone entonces que una variación positiva (saldo final menos saldo inicial) de las cuentas del pasivo y patrimonio tienden a generar un incremento del efectivo y equivalentes al efectivo, y por consiguiente una variación negativa de los mismos, genera un decremento del efectivo y equivalentes al efectivo.

Del mismo modo, una variación positiva (saldo final menos saldo inicial) de las cuentas del activo tienden a generar una reducción del efectivo y equivalentes al efectivo, y por consiguiente una variación negativa de los mismos, genera un incremento del efectivo y equivalentes al efectivo.

Partiendo de lo anterior y comprendiendo las variaciones de las cuentas del estado de situación financiera y otro resultado integral, debemos entonces clasificarlas entre actividades de operación, de inversión y de financiación, teniendo en cuenta lo siguiente:

Las actividades de inversión comprenden la adquisición y venta de activos a largo plazo (PPYE, propiedades de inversión, instrumentos de patrimonio[7]).

Las actividades de financiación las cuales producen cambios en el tamaño y composición del capital de entidad (acciones emitidas y pagadas, primas de emisión, dividendos pagados) y de los préstamos tomados por la entidad.

Las actividades de operación, por su parte, comprenderán todas aquellas variaciones no clasificadas en actividades de inversión o financiación, y que deben ser el generador de los flujos de efectivo en la entidad.


[1] Se utiliza en término inversiones, refiriendo a valores representados en instrumentos de patrimonio de gran liquidez, y a títulos de deuda de entidades gubernamentales, Gobiernos, y entidades financieras.

[2] El término gran liquidez puede referirse a valores que se pueden convertir en efectivo hasta por un periodo de tres meses.

[3] De acuerdo con lo anterior es necesario crear en nuestro plan de cuentas un cuenta denominada “efectivo y equivalentes al efectivo”

[4] Efectivo y equivalentes al efectivo

[5] El resultado integral del periodo hace parte del patrimonio de la entidad, por una parte en resultados del ejercicio y por otra parte en el Otro Resultado Integral acumulado.

[6] Efectivo y equivalentes al efectivo

[7] Sobre los cuales se tenga control, control conjunto o influencia significativa

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.