Del memorial de que trata el artículo 651 del E.T., como requisito para la procedencia de la reducción de la sanción por no informar

Es bien sabido, que el artículo 651 del E.T. consagra la sanción por no informar, y que una vez iniciado el actuar de la Administración (respecto de la omisión de tal obligación o de su cumplimiento con errores), el sujeto pasivo podrá optar por la reducción de la sanción inicialmente propuesto; ello, acorde a lo contemplado en ese mismo referente normativo, y en el entendido que:

La sanción a que se refiere el presente artículo, se reducirá al diez por ciento (10%) de la suma determinada según lo previsto en el literal a), si la omisión es subsanada antes de que se notifique la imposición de la sanción; o al veinte por ciento (20%) de tal suma, si la omisión es subsanada dentro de los dos (2) meses siguientes a la fecha en que se notifique la sanción. Para tal efecto, en uno y otro caso, se deberá presentar ante la oficina que está conociendo de la investigación, un memorial de aceptación de la sanción reducida en el cual se acredite que la omisión fue subsanada, así como el pago o acuerdo de pago de la misma”.

De la aludida disposición, resulta claro que dada la instancia en que se encuentre el proceso (emprendido por la DIAN) el obligado podrá decidir por subsanar la omisión formulada y que, según el caso, se hará beneficiario de la sanción reducida del 10% o el 20%; precisa, ese mismo artículo 651, que para el efecto correspondiente, se demanda del sujeto la presentación de un memorial de aceptación y el pago (o acuerdo de pago) de la respectiva sanción reducida.

Cabría preguntarse, entonces, si en ausencia del referido “memorial” (pero dado el cumplimiento del pago y el haberse subsanado la omisión)  sería procedente el rechazo del beneficio de la sanción reducida para el obligado; en tal sentido, bien sería de acudir a lo dicho por el Honorable Consejo de Estado, en su Sentencia 20344 de noviembre de 2014, en cuanto a que “al respecto, la Sala ha precisado que la Administración debe aceptar el beneficio de la reducción de la sanción aunque los contribuyentes no presenten el memorial de aceptación de la sanción reducida, pues negar el derecho a la sanción reducida implica un excesivo rigorismo, máxime si se tiene en cuenta que el recibo de pago pone de presente la intención del contribuyente de acogerse al beneficio”.

En igual sentido, se pronunció – esa alta Corte – en Sentencia 15441 de abril de 2007 indicando que “(…) si bien debía enviar una comunicación a la oficina que lo investigaba, no puede desconocerse que bien pudo el contribuyente considerar que el recibo de pago equivalía a la manifestación expresa pues en éste aparece claramente diligenciado el renglón del valor sanción y el año correspondiente. 

Para la Sala el demandante tenía derecho a acogerse a la sanción reducida […] pues la Administración de Personas Naturales de Bogotá es una sola y conoció la intención del contribuyente de acogerse a la sanción reducida […] través del recibo de pago el cual no genera confusión en la medida que correspondía al rubro “sanciones” y el contribuyente posteriormente ratificó su actuación. 

La Administración no puede escudarse en formalismos exagerados, desconociendo que el contribuyente acreditó el pago oportuno de la sanción reducida, anteponiendo de esta forma a la realidad, rigorismos que no tienen justificación cuando la DIAN está sistematizada y puede aclarar todos los pagos de un mismo contribuyente”. 

Avocando el Espíritu de Justicia, innegablemente anhelado en este hoy, clarifica la citada Sentencia 15441 que “además, es deber de la entidad fiscal actuar con la debida diligencia superando las simples formalidades en aras de proteger el derecho sustancial de los administrados, pues solo así se garantiza el cumplimiento de los principios de equidad y justicia que deben presidir la actuación administrativa tributaria, tal como lo consagra el artículo 683 del Estatuto Tributario”.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.