Delaware, el más radiante de los paraísos fiscales que la Dian ha pasado por alto

Hace un tiempo el gobierno nacional emitió un decreto en el que se listaron los diferentes países y territorios considerados paraísos fiscales, decreto en el que olvidaron incluir uno de los más populares paraísos fiscales que está ubicado dentro de los Estados unidos, más exactamente el estado de Delaware, sede fiscal de miles y miles de empresas de todo tamaño, especialmente grandes multinacionales.

En efecto, en el noreste de los Estados Unidos, el pequeño estado de Delaware resplandece con un brillo inigualable; aunque bien podría decirse que “non sancto”, por supuesto. Pero, al fin y al cabo, verdaderamente insuperable e imposible de opacar por ningún medio. Ni siquiera los legales.

Es que en Delaware -donde se han contabilizado más empresas que pobladores (945.326 organizaciones sobre 897.934 habitantes)- vienen realizándose actividades financieras favorecidas por normativas fiscales y corporativas totalmente amigables desde el año 1792. Actividades que -sin dudas- se esparcen por todo el estado norteamericano de Delaware cada vez con menores controles y mayor número de adeptos.

1209 North Orange Street, una tentadora ubicación urbana

Todos sabemos que uno de los domicilios más reconocidos del mundo entero es -sin lugar a dudas- 10 Downing Street, la reconocida sede del gobierno británico en la ciudad de Londres. Pues bien, parece que desde hace ya unos cuantos años existe otra dirección de renombre internacional que compite en fama con el citado domicilio: se trata de 1209 North Orange Street, Wilmington, Delaware, USA.

¿Qué es lo que sucede en 1209 North Orange Street?

En 1209 North Orange Street no se encuentra un rascacielos imponente, ni un edificio de exquisita arquitectura ni la vivienda de una superestrella del mundo del espectáculo. Allí se levanta, simplemente, una construcción de estilo ordinario y aspecto absolutamente intrascendente. El motivo de su fama radica, pues, en que en dicho espacio funciona la Corporation Trust Center (CT), una de las centrales corporativas con mayor concentración de empresas fantasma del planeta.

Las instalaciones de 1209 North Orange Street CT Corporation -empresa subsidiaria de la holandesa Wolters Kluwer, proveedora de servicios de información- se han constituido como el domicilio legal de más de 285.000 empresas de la talla de Bank of America, Ford, Abertis, Abengoa, Apple, Repsol, Coca Cola, American Airlines, General Electric, JPMorgan Chase, Banco Santander, Endesa, Wal-Mart, Gas Natural, Berkshire, BBVA o Google. Muchas de ellas hasta habrían compartido oficinas con nefastos personajes tales como el contrabandista serbio Stanko Subotic o el fatalmente célebre “mercader de la muerte”, el traficante de armas y terrorista ruso Viktor Bout, y otras tantas entidades dedicadas a diversas actividades ilegales como el lavado de dinero o el narcotráfico.

No es la única dirección famosa en Delaware, claro. En realidad, todo el estado ofrece domicilios de esta naturaleza, donde la elusión fiscal no configura un delito, sino que es en sí una política de estado.

¿Cómo se benefician las empresas que operan en el estado de Delaware?

Bien; en principio, es interesante aclarar que la creación de una empresa en Delaware no lleva más que unos pocos minutos, ni siquiera una hora. A partir de ese momento, todas son ventajas:

  • Quien cree una empresa en Delaware -sea de la nacionalidad que sea- puede oficiar al mismo tiempo como accionista principal, presidente de la compañía, secretario o cadete. Es decir, puede ocupar todos los puestos empresariales sin problemas, mientras que en la mayoría de los estados debe presentarse mínimamente un director y dos ejecutivos.
  • Llegado el caso de presentarse un juicio civil, el titular de la empresa está protegido por las leyes de Delaware bajo el más inescrutable anonimato.
  • La usura está absolutamente desregulada en el estado de Delaware, de modo que una entidad financiera no se ve afectada por intereses máximos y puede obrar conforme a la jurisdicción en que se encuentra su sede principal ubicada, obviamente, en Delaware.
  • Junto con New Hampshire, Oregon, Montana y Alaska, Delaware forma el grupo de 5 estados que no cobra impuesto a las ventas.
  • Con respecto al impuesto a la renta, este se aplica progresivamente desde el 2,2% al 5,55% para ingresos menores a 60.000 dólares y 5,95% para los que superen ese monto.
  • Delaware ofrece a las empresas, bajo el marco legal de la General Corporation Law, asesoramiento sobre cuestiones de índole de responsabilidad empresarial y gobierno corporativo mucho más perfeccionado que en otros estados.

Delaware es, pues, uno de los sitios preferidos por empresarios de todo el planeta y de toda clase y escrúpulos, ciertamente, aptos para realizar operaciones bajo la más absoluta reserva y los más aventajados beneficios fiscales.

Esto lleva a concluir que es falsa la voluntad que todos los gobiernos muestran para combatir la evasión y la elusión  fiscal, puesto que deliberadamente permiten que prosperen los paraísos fiscales, incluso en las mismas entrañas  de la toda poderosa USA y luego pretenden engañar al mundo con deslumbrantes medidas que han sido diseñadas para no tener efecto alguno, por lo menos en un sector específico de su interés.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.