Dependientes por factores físicos o psicológicos

La reforma tributaria del año 2012 (ley 1607) trajo consigo un nuevo concepto de deducción denominado deducción por dependientes. Sin lugar a dudas toda una novedad bajo el entendido de estimar de forma más objetiva la capacidad económica de la personas natural calificada como empleado.

Lamentablemente la redacción de la norma no fue la más adecuada, y en consecuencia se presentan ciertas circunstancias que valdrían la pena ser analizadas a la luz de los principios constitucionales del derecho tributario.

Una de estas circunstancias es la imposibilidad de tomar la deducción por dependientes de los hijos del contribuyente entre los 18 y 23 años que tengan dependencia física o psicológica.

Al respecto el parágrafo 2 del artículo 387 del Estatuto Tributario señala:

“Parágrafo 2. Definición de dependientes: Para propósitos de este artículo tendrán la calidad de dependientes:

  1. Los hijos del contribuyente que tengan hasta 18 años de edad.
  2. Los hijos del contribuyente con edad entre 18 y 23 años, cuando el padre o madre contribuyente persona natural se encuentre financiando su educación en instituciones formales de educación superior certificadas por el ICFES ' o la autoridad oficial correspondiente; o en los programas técnicos de educación no formal debidamente acreditados por la autoridad competente.
  3. Los hijos del contribuyente mayores de 23 años que se encuentren en situación de dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por Medicina Legal.
  4. El cónyuge o compañero permanente del contribuyente que se encuentre en situación de dependencia sea por ausencia de ingresos o ingresos en el año menores a doscientas sesenta (260) UVT, certificada por contador público, o por dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por Medicina Legal, y,
  5. Los padres y los hermanos del contribuyente que se encuentren en situación de dependencia, sea por ausencia de ingresos o ingresos en el año menores a doscientas sesenta (260) UVT, certificada por contador público, o por dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por Medicina Legal.”

Obsérvese como en educación se permite la deducción por dependientes por los hijos entre 18 y 23 años, mientras que por factores psicológicos y físicos  expresa que aplica es a mayores de 23 años. En palabras de Paolo Bedoya Rondón  en el libro Estudios Interdisciplinarios de la Tributación  “carece de soporte constitucional bajo el amparo del derecho a la igualdad”. Porque ¿Qué tiene de diferente una persona  con dependencia física de 22 a una que tiene la misma dependencia pero tiene una edad de 23 años?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.