Descuentos comerciales que suelen ser publicidad engañosa

Existe una práctica muy extendida entre los comerciantes, consistente en ofrecer descuentos a quienes decidan comprar en sus establecimientos, que en la práctica no es real, constituyendo en consecuencia, una especie de publicidad engañosa.

Sucede por ejemplo, cuando públicamente ofrecen un descuento del 20%, entendiéndose que dicho descuento se ha de aplicarse sobre el precio de venta fijado al público.

Pues bien, lo que hacen los comerciantes es un truco muy sencillo, que hace que al aplicar el descuento, este no sea igual al porcentaje prometido, lo cual, indudablemente hace que la publicidad que promocionó el producto con descuento, resulte engañosa.

Supongamos un bien que tiene un valor de venta al público de $100.000 y se ofrece un descuento del 20%, calculado naturalmente sobre el precio de venta, que en este caso es de $100.000.

Para calcular el descuento, lo que la cajera hacer por lo general, es tomar el precio de venta y dividir, en el caso del ejemplo, por 1.2, es decir 100.000/1.2 = 83.334, lo cual no corresponde al 20% prometido, puesto que si el descuento prometido es del 20%, quiere decir que solo se ha de pagar el 80% del valor del producto, es decir, $80.000 en el caso del ejemplo.

La aplicación de una simple fórmula matemática hace que el comerciante logre engañar al consumidor, y este se vaya convencido para su casa de que efectivamente le descontaron un 20% en el precio de venta y muy seguramente convencerá a su familia y amigos para que aprovechen también el descuento.

La forma correcta de calcular el porcentaje de descuento para que sea efectivo, es aplicar el directamente el porcentaje determinado sobre el valor del producto, luego:

Valor del producto: 100.000
Descuento prometido: 20%
Valor del descuento: 100.000 x 20% = 20.000
Valor neto: 100.000 – 20.000 = 80.000

Es claro que el 20% de 100.000 es 20.000, lo cual es muy diferente a los 83.334 calculado por la mayoría de los comerciantes.
Muy pocas personas le prestan atención a las estrategias utilizadas por los comerciantes, por lo que este tipo de prácticas constituyen un atentico engaño, puesto que el consumidor jamás se entera de la realidad de las cosas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.