Desde que la justicia se politizó se corrompió

Los escándalos que han ocurrido en las altas cortes nos recuerdan que nuestra justicia es corrupta, sinvergüenza, y ello ha es así debido a que se politizó, debido a que los políticos colocan sus fichas allí para que cumplan una función en favor de sus intereses personales o partidistas.

Ya no hay que ser un brillante y transparente jurista para ser magistrado de una corte, no, es suficiente (y absolutamente necesario) con estar dispuesto a realizar los manados del político que lo lleve a ese puesto. Hay que ser corrupto, descarado, cínico  y sinvergüenza para acepar que un político más corrupto y sinvergüenza lo envíe a realizar un trabajo sucio en la cortes, ya sea para defender a los amigos, a las empresa que los financias, a perseguir opositores, a limpiar la hoja de vida de criminales amigos del  político, etc. Eso es lo que ve desde afuera, nada más que un juego de oscuros intereses donde la justicia no importa, ni siquiera las buenas formas. Los altos jueces ni siquiera se preocupan de guardar las apariencias, actúan públicamente con desparpajo, con arrogancia.

¿Cómo es posible que alguien postule a un magistrado de la calidad de Alberto Rojas? Una persona decente no acepta un cargo así luego de tanto escándalo que tuvo que entrar y salir por la puerta de atrás. Pero la vergüenza no existe ni entre políticos ni entre sus socios. Van a lo que van y punto.

¿Cómo es posible que un personaje como el actual fiscal haya sido postulado para tal cargo? Estando públicamente comprometido con el más grande robo de la salud del país que le ha costado la vida y el sufrimiento a millones de personas es premiado con semejante cargo. ¿Por qué lo nombraron? El político, para conservar su puesto necesita de personajes de ese nivel  para que se encargue de hacer más de un trabajo sucio. Solo importa el poder, la mermelada, la siguiente presidencia, no importa que tan nauseabunda sea la persona que les ayude en su propósito. Él mismo ha sido capaz de utilizar todo su poder para parar todas las investigaciones en su contra por su presunta participación en el desfalco a la salud, y quienes ha terminado en la cárcel o huyendo son los que le acusaron y sin asomo de vergüenza,  lo que la gente opine no importa, importa el poder, el dinero, el hacer el trabajo para el que lo llevaron a ese puesto.

Y mientras los políticos sigan llenando las cortes y tribunales de juristas  criminales la justicia será criminal, al mejor postor, para el que tenga plata o poder, y será utilizada para perseguir inocentes si un político así se lo pide, o para sacar de la cárcel a otro criminal que es importante para los propósitos de algún político.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.