Para que se mantenga como renta exenta aportes a cuentas AFC, el titular de la cuenta es al quien debe efectuarse el desembolso del retiro

Recordemos que a partir de la ley 1607 de 2012, los aportes a la cuentas AFC pasaron de ser denominadas ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional a ser consideradas renta exenta, en los términos del artículo 126-4 del estatuto tributario.

Entre tanto, la misma norma señala que para que sea considerados dichos aportes como renta exenta deben permanecer allí por un término de 10 años, y solo se podrán efectuar retiros para adquisición de vivienda sea o no financiada. Es decir que solo si se hacen retiros para la adquisición de vivienda sea o no financiada dichos aportes continúan siendo considerados como renta exenta, de lo contrario si el retiro se efectúa con algún otro destino e incumpliendo lo señalado en el artículo 126-4 del estatuto tributario pasaran a ser considerados como ingresos gravados.

Ahora bien, si el retiro de los aportes se efectúa para la adquisición de vivienda pero a nombre de una persona diferente al titular de la cuenta AFC ¿se mantiene como renta exenta dicho retiro?

Al respecto, la DIAN mediante concepto 12354 del 19 de mayo de 2016, señaló que en dichos casos no operaba la exención contemplada en el estatuto tributario, argumenta la entidad que:

“En efecto, tal como se observa en las normas transcritas, el incentivo al ahorro de largo plazo para el fomento de la construcción, de que trata el artículo 126-4 del Estatuto Tributario, está dado en la medida en que los retiros efectuados de las cuentas de ahorros “AFC” estén destinados para la adquisición de vivienda del trabajador, debiendo acreditar ante la entidad financiera, con la respectiva copia de compraventa del inmueble, que los recursos tienen como destino dicha adquisición.

Lo anterior, en el entendido que la aplicación de la norma de manera implícita, hace que quien debe figurar en la respectiva promesa o contrato de compraventa de la vivienda, sea el trabajador titular de la cuenta de ahorros AFC, quien adquiere o ha adquirido el inmueble con el propósito de su vivienda, siendo objeto del beneficio tributario el trabajador adquirente de su propia vivienda y no un tercero. Así mismo, cabe recordar que los beneficios tributarios dados por el legislador son de carácter restrictivo sin poderse otorgar por vía de interpretación a sujetos no contemplados en la Ley,

En consecuencia, dentro de la hipótesis planteada por Ud., el utilizar los recursos de una cuenta de ahorros AFC para pagar cuotas de crédito hipotecario de un tercero diferente al trabajador titular de la misma, no genera el beneficio previsto en el artículo 126-4 de la norma Ibídem.”

Queda claro entonces que si el titular de la cuenta AFC no es a quien se le va a efectuar el desembolso de los retiros de la misma, dichos aportes serán considerados como ingreso gravado para el titular en el año que se efectué el retiro por el no cumplimiento de los presupuestos señalados en el artículo 126-4 del estatuto tributario.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.