Despido por reconocimiento de la pensión, recomendaciones para tener en cuenta

El artículo 62 del Código Sustantivo del Trabajo contiene las justas causas que pueden aducir las partes de un contrato de trabajo para darlo por terminado sin que haya lugar al pago de indemnización. Y entre esas causas está el reconocimiento de la pensión de vejez al trabajador.

La norma en cuestión dice textualmente en su parte pertinente: “Son justas causa para dar por terminado unilateralmente el contrato de trabajo; …El reconocimiento al trabajador de la pensión de jubilación o invalidez estando al servicio de la empresa (…)”

A primera vista el asunto parece sencillo, y lo es. Pero, si no conoce a fondo el tema y se procede al despido de manera automática, es decir sin tener en cuenta ciertas precauciones, al empleador que así obre le pueden sobrevenir después serias dificultades.  A continuación,  algunas advertencias:

  1. El empleador sólo puede proceder a despedir al trabajador una vez que éste haya ingresado a la nómina de pensionados de la entidad que reconoce la pensión, de tal manera que entre el momento en que el trabajador deja de recibir el salario del empleador y empieza a recibir la pensión no puede existir solución de continuidad. Si el empleador pretermite este requisito, incurre en despido sin justa causa.Vale anotar que al empleador no lo excluye de responsabilidad el hecho de que Colpensiones le reconozca la pensión al trabajador con retroactividad a la fecha de su desvinculación de la empresa. Aunque así sea, procede la condena al pago de la indemnización que tarifa la ley.
  2. La facultad que le da la ley al empleador para que pueda despedir al trabajador pensionado es exactamente eso: una facultad. Y eso quiere decir que no es una obligación, pues si el empleador y el trabajador se ponen de acuerdo, el contrato de trabajo puede continuar ejecutándose, salvo que se trate de servidor público, caso en el cual la recepción simultánea de salario y pensión está prohibida.
  3. Para proceder al despido el empleador debe avisar al trabajador con 15 días de anticipación. O sea, que “debe darle preaviso”.  Aquí hay que entender que se trata de días calendario. Y si el empleador omite el preaviso, debe pagarle al trabajador el salario de esos 15 días a título de indemnización. Esto teniendo en cuenta que la Sala laboral de la Corte Suprema de Justicia cambió la posición que tenía de que en ese caso procedía la condena al pago de la indemnización por despido sin justa causa.
  4. El hecho de que el empleador acepte que el trabajador pensionado siga laborando no conlleva por sí mismo la pérdida de la facultad de despedirlo cuando lo juzgue del caso, o sea que el empleador conserva esa autorización de la ley y puede hacer uso de ella en cualquier momento.
  5. Ahora bien, como de acuerdo con la ley la solicitud del reconocimiento de la  pensión la pueden  tramitar tanto el trabajador como su empleador, es necesario que éste tenga claro que si lo hace, es decir si es él quien solicita la pensión para su trabajador, pierde la facultad de despedirlo sobre la base de que le fue reconocida la pensión, a menos que pueda demostrar que le consultó al trabajador su intención de reclamarle la pensión y que éste aceptó, de no ser así podría ser condenado al pago de la indemnización por despido injusto, que por tratarse de un trabajador con muchos años de servicios, generalmente es muy costosa.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.