Inicio » . » (06 / 03 / 2012 )

Despidos colectivos

Si una empresa determina que no puede sostener toda su planta de personal puede optar por un despido colectivo, figura considerada por la ley.

Es evidente que algunas empresas por infinidad de razones llegan a  una situación que les impide por seguir asumiendo los gastos buena parte de sus trabajadores, y no se puede ir contra la realidad económica y operativa de la empresa.

Es por ello que el legislador, en el artículo 67 de la ley 50 de 1990 reguló lo que llamó despidos colectivos.

Según la norma referida, un despido colectivo se puede calificar como tal cuando se presentan las siguientes circunstancias contempladas por el numeral 4 del referido artículo:

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social no podrá calificar un despido como colectivo sino cuando el mismo afecte en un período de seis (6) meses a un número de trabajadores equivalente al treinta por ciento (30%) del total de los vinculados con contrato de trabajo al empleador, en aquellas empresas que tengan un número superior a diez (10) e inferior a cincuenta (50); al veinte por ciento (20%) en las que tengan un número de trabajadores superior a cincuenta (50) e inferior a cien (100); al quince por ciento (15%) en las que tengan un número de trabajadores superior a cien (100) e inferior a doscientos (200); al nueve por ciento (9%) en las que tengan un número de trabajadores superior a doscientos (200) e inferior a quinientos (500); al siete por ciento (7%) en las que tengan un número de trabajadores superior a quinientos (500) e inferior a mil (1000) y, al cinco por ciento (5%) en las empresas que tengan un total de trabajadores superior a mil (1000).

En estos casos el empleador podrá solicitar autorización al ministerio del trabajo para poder despedir  a los trabajadores, autorización que no lo exime del pago de la indemnización por despido injustificado, como bien lo dice el numeral 6 del ya referido artículo:

Cuando un empleador o empresa obtenga autorización del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para el cierre definitivo, total o parcial, de su empresa, o para efectuar un despido colectivo, deberá pagar a los trabajadores afectados con la medida, la indemnización legal que le habría correspondido al trabajador si el despido se hubiera producido sin justa causa legal. Si la empresa o el empleador tiene un patrimonio líquido gravable inferior a mil (1.000) salarios mínimos mensuales, el monto de la indemnización será equivalente al cincuenta por ciento (50%) de la antes mencionada.

Lo que se logra con la autorización del ministerio del trabajo para despedir, no es evitar el pago de la indemnización, pues esta se debe pagar, ya sea completa para los empleadores con patrimonio líquido igual o  superior a 1.000 salarios mínimos, o la mitad si su patrimonio líquido es inferior a 1.000 salarios mínimos. Lo que se logra es evitar que dicho despido sea luego calificado por un juez como ilegal, con las consecuencias que ello implica.

Por último, para que el ministerio del trabajo apruebe el despido colectivo, el empleador debe demostrar que en efecto requiere prescindir de sus empleados por cuestiones de operatividad de la empresa.

Lo demás detalles se pueden consultar en el artículo 67 de la ley 50 de 1990.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


2 Opiniones
  1. German Rojas dice:

    Se incurre en despido colectivo cuando se terminan unilateralmente por parte del empleador en periodo de prueba varios contartos de trabajo?

  2. German Rojas dice:

    Buenas Tardes:

    Puede una empresa dar por terminados contratos de trabajo en periodo de prueba sin incurrir en despido colectivo?

    gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.