Determinación de la base gravable en el impuesto a la riqueza para las cajas de compensación familiar contribuyentes

Bien se recordará, que conforme al artículo 19-2 del E.T. los aludidos entes jurídicos son contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios “respecto a los ingresos generados en actividades industriales, comerciales y en actividades financieras distintas a la inversión de su patrimonio, diferentes a las relacionadas con salud, educación, recreación y desarrollo social”; y que acorde a ello, y en consecuencia, son responsables del impuesto a la riqueza, al estar inmersos en las prescripciones de sujeción pasiva contenidas en el artículo 292-2 del mismo Estatuto.

Ahora, y como es bien sabido, el parágrafo 1 del artículo 295-2 del E.T. contempló una base gravable “especial” para esas Cajas de Compensación contribuyentes, que “estará constituida por el valor del patrimonio bruto del contribuyente poseído a 1° de enero de 2015, a 1° de enero de 2016 y a 1° de enero de 2017 menos las deudas a cargo del contribuyente vigentes en esas mismas fechas, siempre que, tanto el patrimonio bruto como las deudas, se encuentren vinculados a las actividades sobre las cuales tributan como contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios“.

Nótese como en el citado referente normativo, se demanda un pleno conocimiento o identificación del patrimonio bruto (“activos”) y de las deudas (“pasivo”) vinculados a las actividades que confieren la calidad de contribuyentes, a las Cajas de Compensación Familiar; pero, en ausencia de dicha identificación (valga decir “activos” y “pasivos” inmersos indistintamente en la totalidad de las actividades de la Caja) no era claro el actuar de estos sujetos pasivos, en cuanto a la determinación de su base gravable.

En tal sentido, y en su reciente concepto 13675 de mayo de 2015, la DIAN precisa que “para determinar la base gravable del Impuesto a la riqueza cuando se realizan actividades mixtas, que generan Ingresos gravados con el Impuesto sobre la renta (v.gr., actividades comerciales, y actividades propias de su objeto), debe establecerse una proporción consistente en tomar:

Para el debido entendimiento del mencionado pronunciamiento, es imperativo traer a colación el título del numeral 3 del aludido concepto 13675 (y respecto del cual se desprende la proporcionalidad antes transcrita), a saber: “3. Impuesto a la riqueza conformación patrimonial de las Cajas de Compensación familiar, cuando son propietarios de activos en donde realizan actividades mixtas- Comerciales, Industriales y propias de su objeto-“.

Con fundamento en los antes expuesto, y entratándose de la base gravable del impuesto a la riqueza,  sería de colegir que si la Entidad (Caja de Compensación) identifica plenamente los “activos” y “pasivos” vinculados a la actividad generadora de renta, serán los valores propios de esos conceptos los que harán parte de su base impositiva (según lo indicado en el parágrafo 1 del artículo 295-2 del E.T.); pero, si sus “activos” y “pasivos” se encuentran indistintamente vinculados a las actividades propias de su objeto social y a las generadoras de renta, habrá de acudirse a la proporcionalidad indicada en el concepto 13675 de 2015.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.