Deuda soberana

Últimamente está muy en boga el concepto de "deuda soberana". Todos los días se habla del problema de la deuda de los Estados en prácticamente todos los medios de comunicación. Ahora bien, ¿qué sabemos acerca de la deuda soberana? Algunos pueden tener muy claro este concepto, para otros puede sonar a chino. Sea como fuere, en lo que sigue trataremos de elucidar el significado de este concepto.

La deuda soberana, también conocida como deuda pública, se compone de todas las deudas que tiene un Estado con otros países o con entidades privadas, como por ejemplo bancos. Normalmente los Estados no tienen dinero para hacer frente a sus gastos (sueldos de funcionarios, subvenciones, gastos corrientes, etc.), de modo que lo que hacen es pedir el dinero prestado. El conjunto de deudas contraídas por un Estado es, como decíamos, lo que recibe el nombre de deuda pública.

Lo dicho en el párrafo precedente responde aclara el significado del concepto de "deuda pública". Y con ello en mente podemos pasar a comprender por qué existe en la actualidad un problema con ella en varios países de la zona Euro. El problema es que, en principio, los Estados deben pagar sus deudas, al igual que todo el mundo. Sin embargo existe en los mercados el temor de que algunos países tendrán dificultades para pagarla. La existencia de este temor es lo que hace que tales países, entre ellos España, tengan dificultades para conseguir préstamos para que la administración de los mismos siga en funcionamiento. De modo que los países se ven obligados a demostrar que pueden enfrentarse a la deuda soberana. Para ello llevan a cabo políticas recaudatorias y de austeridad (subida de impuestos y recorte del gasto público).

La idea es pagar la deuda soberana existente para poder seguir contrayendo deuda. A esto hay que sumar los intereses que genera la deuda existente. Si tenemos en cuenta todo esto se observará fácilmente que el problema de la deuda soberana es irresoluble, tal y como se viene planteando en la actualidad.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.