Deudas hereditarias o testamentarias de bienes que son dejados en nuda propiedad a una persona y en usufructo a otra

Puede darse el caso en que el causante en su testamento deje parte de sus bienes o todos a una persona en calidad de nudo propietario y a otra como usufructuario, respecto a las deudas hereditarias o testamentarias que  engloben a la cosa fructuaria se miraran el nudo propietario y el usufructuario como si fuera una sola persona.

Sin embargo, las obligaciones que envuelvan a la cosa o cosas se dividirán entre los dos de conformidad con lo establecido en el artículo 1425 del código civil, para lo cual se deben seguir las siguientes reglas:

  • El propietario tendrá a su cargo el pago de las deudas que recayeren sobre la cosa y el usufructuario se encuentra obligado a pagar los intereses corrientes de lo pagado por el nudo propietario, dicho interés solo se pagara durante el término del usufructo.
  • Si el propietario no paga las deudas podrá efectuar el pago el usufructuario  y cuando termine el usufructo este tendrá derecho a que se le reintegre el capital pagado, es decir, que no se le deben pagar los intereses.
  • En caso de venta de la cosa fructuaria para cubrir un gravamen constituido en ella por el difunto  el usufructuario se subroga en acción contra los herederos

Estas reglas se aplican cuando el testador deja sus bienes a una persona en calidad de nudo propietario y a otra en calidad de usufructuario y no se establece quien debe cubrir las deudas,  pero cuando en el testamento se haya expresado sobre quien recaen dichas cargas será esa persona quien debe satisfacerlas, de conformidad con lo establecido por el artículo 1426 del código civil el cual señala lo siguiente:

“Las cargas testamentarias que recayeren sobre el usufructuario o sobre el propietario, serán satisfechas por aquél de los dos a quien el testamento las imponga, y del modo que en éste se ordenare; sin que por el hecho de satisfacerlas de este modo le corresponda indemnización o interés alguno”. 

El pago de las deudas o cargas testamentarias de los bienes que se dejan a alguien en calidad de nudo propietario y a otra persona como usufructuario dependen de si en el testamento se dispuso a cargo de quien se encontraban, pues de lo contrario se dividirán entre los dos de conformidad con lo establecido por el código civil, es decir, teniendo en cuenta lo preceptuado por el artículo 1425 mencionado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.