Devolución para quienes presenten la declaración de renta de forma voluntaria

Antes de la ley 1607 de 2012, los no obligados a presentar la declaración de renta y complementarios no podían declarar, y en caso de hacerlo, dicha declaración no surtía efectos legales. Ahora bien, de la  reforma tributaria del 2012, a quienes no estando obligador a presentar la declaración de renta siempre que les hayan practicado retención en la fuente, pueden presentarla y dicha declaración surte efectos legales.

Así lo dispone el artículo 6 del estatuto tributario:

Artículo  6. Declaración Voluntaria del Impuesto sobre la Renta. El impuesto sobre la renta y complementarios, a cargo de los contribuyentes no obligados a declarar, es el que resulte de sumar las retenciones en la fuente por todo concepto que deban aplicarse a los pagos o abonos en cuenta, según el caso, realizados al contribuyente durante el respectivo año o período gravable.

Par. Las personas naturales residentes en el país a quienes les hayan practicado retenciones en la fuente y que de acuerdo con las disposiciones de este Estatuto no estén obligadas a presentar declaración del impuesto sobre la renta y complementarios, podrán presentarla.

Dicha declaración produce efectos legales y se regirá por lo dispuesto en el Libro I de este Estatuto.

Sin embargo, la modificación efectuada al artículo 6 del estatuto tributario no fue la más acertada, y en esa medida a pesar de que los antecedes legislativos son claros, persiste la duda de si dicha declaración voluntaria que muy seguramente dará saldo a favor, puede ser objeto de solicitud de devolución por las retenciones que le efectuaron.

Pues bien, el artículo señala que el impuesto de los no obligados son las retenciones, y en esa medida no se tendría derecho a solicitar la devolución, pues se liquidaría su impuesto en la suma de las retenciones sin aplicación de la tabla del artículo 241 del estatuto tributario.

Otra postura, es el hecho de que el impuesto de los no obligados se liquida en virtud del artículo 241 del estatuto tributario y en esa medida siempre que esté de cero, se originará un saldo a favor en virtud de las retenciones que le practicaron al contribuyente.

Veamos un ejemplo de las dos posturas:

Pues bien, al respecto la DIAN mediante oficio 020928 del pasado 17 de julio de 2015 fijó su postura decantándola por la segunda opción. La cual es beneficiosa para el contribuyente, pues permite solicitar la devolución de dicho saldo a favor en los términos del artículo 850 del estatuto tributario.

El concepto resalta:

“Así las cosas, de acuerdo con el parágrafo de la norma trascrita, las declaraciones presentadas por las personas naturales residentes en el país que no estaban obligadas a presentar la declaración, producen efectos legales; por tanto, es posible la solicitud de devolución de saldos a favor que arrojaron  de acuerdo con lo regulado por el artículo 850 del estatuto tributario, el cual fue reglamentado por el decreto 2877 de 2013.

No obstante, es de precisar que tal declaración por disposición expresa de la norma citada, se regirá por lo dispuesto en el libro primero del estatuto, en consecuencia se le aplica toda la reglamentación de las declaraciones presentadas por quienes están obligados.”

Con lo anterior, consideramos que la discusión se entiende superada aun sobre la falta de técnica en la redacción del articulado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.