DIAN aclara quienes deben suministrar el certificado de que trata el artículo 1 del decreto 1070 de 2013.

Hasta hoy no tenemos claro cómo se determina la clasificación de las categorías tributarias de las personas naturales. Aunado a lo anterior, se suma el hecho de que el sistema de retención en la fuente no tenga conexión con el impuesto propiamente dicho.

El punto que queremos resaltar hoy es la obligación de entregar el certificado de que trata el artículo 1 del decreto 1070 de 2013. La norma señala textualmente:

ART. 1º- Determinación de la clasificación de las personas naturales en las categorías tributarias establecidas en el artículo 329 del estatuto tributario. Las personas naturales residentes en el país deberán reportar anualmente a sus pagadores o agentes de retención la información necesaria para determinar la categoría tributaria a que pertenecen de acuerdo con lo previsto en el artículo 329 del estatuto tributario, a más tardar el treinta y uno (31) de marzo del respectivo período gravable.

(...)”.

Tal como se resalta, dicha obligación recae sobre las personas naturales residentes, sin distingo alguno más que por su residencia. Así lo hemos entendido algunos.

Sin embargo, otras voces han señalado que dicha obligación si bien es de los residentes, aplica exclusivamente sobre las personas naturales pertenecientes a la categoría tributaria de empleados. Dicha tesis tiene como fundamente la motivación del decreto 1070 de 2013, y un exagerado énfasis en el espíritu de la norma.

Pues bien, la DIAN hoy nos ha dado la razón, en oficio 20367 del 02 de agosto de 2016 señaló:

“De este aparte transcrito, se observa qué en las personas naturales residentes en el país recae la obligación de información, reportando anualmente a sus pagadores o agentes de retención la información necesaria para determinar la categoría tributaria a la que pertenece; mientras que la clasificación tributaria a la que hace mención la norma corresponde y es responsabilidad de los pagadores o agentes de retención, bajo el supuesto que sea ñara(sic) la práctica de retención en la fuente.”

La idea del consultante era aclarar si en un contrato de arrendamiento se debe solicitar dicha certificación, a lo cual la autoridad tributaria ha señalado que es la persona natural quien debe suministrarlo, y hace tal precisión sin distingo alguno de la categoría tributaria.

Así las cosas, independientemente de la categoría tributaria a la que pertenezca, todas las personas naturales residentes deben suministrar el certificado de que trata el artículo 1 de decreto 1070 de 2013 a sus pagadores y/o agentes retenedores.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Luis Sánchez dice:

    Buenos días.

    En verdad es un poco complejo clasificar a una persona natural en las categorias tributarias existentes, ya que debido a tanto cambio de doctrina por parte de la DIAN se llega al punto de dudar si lo que se hizo quedó en debida forma o no.

    Por ejemplo en este aparte, en su último párrafo luego de citado el oficio de la DIAN se concluye que toda persona natural residente deberá suministrar el certificado del que trata el Art. 1 del Decreto 1070 de 2013 y en una columna de días pasados se concluía que para efectos de los contratos de arrendamiento no se requería dicha certificación ya que la prestación del servico debía ser de forma personal y que para el caso del arrendamiento no aplicaba, es decir, no habia necesidad de suministrarlo.

    A eso voy !!! a que se tiende a confundir el procedimiento a seguir porque no es una doctrina fija y definitiva.

    Saludos;

    Luis Fernando Sánchez Duarte
    Estudiante de Contaduría Pública

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.