DIAN corrige doctrina respecto a la deducibilidad de la estampilla

El 10 de octubre de 2011, la directora seccional de impuestos de grandes contribuyentes, consultó a la División jurídica de la DIAN respecto de la deducibilidad de las estampillas. Cinco meses después, la división jurídica, mediante oficio 018148 de 2012 dispuso:

En materia de impuesto sobre la renta, el artículo 115 del Estatuto Tributario, modificado por la Ley 1111 de 2006, artículo 4°, señala:

"Artículo 115: -Es deducible el cien por cien (100%) de los impuestos de industria y comercio, avisos tableros y predial, que efectivamente se hayan pagado durante el año o período gravable siempre y cuando tengan relación de causalidad con la actividad económica del contribuyente: La deducción de que trata el presente artículo en ningún caso podrá tratarse simultáneamente como costo y gasto de la respectiva empresa".

 La anterior disposición es taxativa y excluyente y dado que el legislador no consagró la deducción por el pago de estampillas como deducible del impuesto sobre la renta no es permisible darle a la norma un alcance diferente, para incluir conceptos no previstos en ella.

Dentro de los argumentos se resalta el alto compromiso con la hacienda en los siguientes términos:

No obstante lo anterior, si bien en casos particulares la deducción por concepto del pago de estampillas ha sido objeto de debate jurisprudencial desde otra óptica, el fundamento legal para el rechazo de la deducción por el pago de estampillas se encuentra vigente en el artículo 115 del Estatuto Tributario.

 En efecto, la restricción planteada por el legislador encuentra su fundamento en el hecho de que a través de las estampillas se paga un tributo de carácter territorial, que el contribuyente se encuentra obligado a soportar, sin que el legislador haya previsto que este tipo de tributos sean deducibles del impuesto sobre la renta. 

Pensar lo contrario, conllevaría a que la Nación asuma, vía deducción, el pago de los tributos de orden territorial, cuando precisamente la razón de ser de la ley de autorización para la emisión de una estampilla es fortalecer las finanzas locales por recaudo directo, sin apelar a recursos que provengan del presupuesto nacional, aspecto que resultaría vulnerado cuando el Estado asume vía deducción el pago de las cargas impositivas de los entes territoriales.

Todos conocemos la diferencia conceptual entre impuesto, tasa y contribución. Sin embargo, no fueron suficientes los cinco meses que demora la DIAN internamente para resolver sus inquietudes para considerar este aspecto.

Por fortuna, mediante radicado 78832 del pasado 5 de noviembre de 2013, se solicitó a la DIAN reconsiderar su postura. Y esta última, mediante el concepto 03397 del pasado 22 de enero después de atenuar lo dicho por la entidad, concluye:

“en este contexto, se modifica la doctrina contenida en el oficio No 14148 de marzo 15 de 2012, en el sentido de considerar que el pago de las estampillas puede ser deducible al tenor de los previsto en el artículo 107 del Estatuto Tributario, debiendo en cada caso concreto analizarse su concordancia con el citador artículo 107, para determinar si procede o no su aceptación en el impuesto de renta”. 

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.