Ni la Dian tiene la obligación de proferir emplazamiento para corregir ni el contribuyente de responderlo en caso de ser proferido

El emplazamiento para corregir es discrecional en el sentido de que la Dian no tiene obligación de proferirlo ni el contribuyente tiene la obligación de atenderlo o responderlo cuando la Dian lo profiere, y la ausencia de respuesta por parte del contribuyente no implica sanción alguna.

Aunque el emplazamiento para corregir no es obligatorio para ninguna de las partes, sí está revestido de la capacidad para suspender el término de firmeza de las declaraciones en virtud de lo dispuesto por el artículo 706 del estatuto tributario que señala los casos en que se suspenden términos para la notificación del requerimiento especial:

También se suspenderá el término para la notificación del requerimiento especial, durante el mes siguiente a la notificación del emplazamiento para corregir.

Como se puede observar, el emplazamiento no es obligatorio ni vinculante pero sí produce consecuencias negativas para el contribuyente, aunque sea de forma indirecta, pues por un lado incrementa el término de firmeza de la declaración, y por el otro hace más costosa las sanción por corrección a que se refiere el artículo 644 del estatuto que regula la sanción por corrección, y esta corresponde:

El veinte por ciento (20%) del mayor valor a pagar o del menor saldo a su favor, según el caso, que se genere entre la corrección y la declaración inmediatamente anterior a aquélla, si la corrección se realiza después de notificado el emplazamiento para corregir o auto que ordene visita de inspección tributaria y antes de notificarle el requerimiento especial o pliego de cargos.

No obstante las anteriores consecuencias negativas, el emplazamiento para corregir brinda la oportunidad al contribuyente para que corrija “voluntariamente” su declaración en los términos del artículo 588 del estatuto tributario con la sanción a que se refiere el artículo 644 del estatuto tributario, que es mucho menor a la sanción que se impone cuando se trata de una corrección provocada por un requerimiento especial, que en el mejor de los casos aplica el artículo 709 del estatuto tributario el cual permite reducir a una cuarta parte la sanción por inexactitud a que se refiere el artículo 647 del estatuto tributario que siempre acompaña al requerimiento especial.

Así que es preferible que la Dian siempre profiera emplazamiento para corregir, pues si hay algo que corregir, saldrá más económico hacerlo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Jose Villa dice:

    Termina este editorial con este pequeño párrafo:

    "Así que es preferible que la Dian siempre profiera emplazamiento para corregir, pues si hay algo que corregir, saldrá más económico hacerlo."

    Y yo agregaría: es preferible que el contribuyente lo conteste y lo atienda en caso que le llegue.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.