DIAN sigue desinformando a beneficiarios de la ley 1429 de 2010

Según datos de la DIAN, la efectividad de la ley 1429 de 2010 estuvo levemente por encima del 2%. No obstante, dichos estudios dejan mucho en entredicho, básicamente porque los datos recolectados no concuerdan don otras entidades.

Ahora bien, los pocos contribuyentes que han podido acceder a los beneficios de la ley han tenido problemas de distintas fuentes, primero un decreto violatorio del principio de reserva de ley, sumado a eso una doctrina exclusivamente recaudadora emitida por la DIAN, y para colmo de males, oficios emitidos por algunos funcionarios que dejan entrever la falta de técnica y rigor en sus labores,  lo que solo puede llevar a que los contribuyentes sientan inseguridad en cada una de sus actuaciones.

Es así, como hace algún tiempo la DIAN emitió oficios simplemente informativos, donde invitaban a los beneficiario de la ley 1429 de 2010 a verificar si de conformidad con las normas eran beneficiarios de la progresividad. Como consecuencia de ello, algunos contribuyentes entendieron estar obligados a demostrar su calidad de beneficiarios, y por ende, dieron respuesta a dicho oficio informativo.

Hasta allí no habría ningún problema, sin embargo, algunos funcionarios entendieron esa respuesta dada por el contribuyente como un proceso de fiscalización y procedieron a verificar el cumplimiento de los requisitos para acceder a la progresividad, y nuevamente informaron a los contribuyentes si cumplían o no las condiciones.

Uno de esos oficios decía lo siguiente:

Nótese como hace referencia al artículo 6 del decreto 4910 de 2011, el cual señala lo siguiente:

“Artículo 6°. Requisitos generales que deben cumplirse para acceder a la progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios. Sin perjuicio del cumplimiento de las obligaciones de inscripción y sus actualizaciones en el Registro Único Tributario (RUT), para efectos de control las Nuevas Pequeñas Empresas o Pequeñas Empresas Preexistentes que pretendan acogerse al beneficio a que se refiere el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010, deberán cumplir los siguientes requisitos:

  1. Cuando se trate de Nuevas Pequeñas Empresas: Presentar personalmente antes del 31 de diciembre del correspondiente año de inicio del beneficio de progresividad, ante la División de Gestión de Fiscalización, o la dependencia que haga sus veces, de la Dirección Seccional o Local de Impuestos Nacionales o de Impuestos y Aduanas Nacionales a la que corresponda de acuerdo con el domicilio fiscal, los siguientes documentos:

a). Certificado de existencia y representación legal expedido por la correspondiente Cámara de Comercio en el que conste la fecha de inscripción en el Registro Mercantil y la condición de Nueva Pequeña Empresa.

b). Certificación escrita del contribuyente o representante legal de la empresa, cuando se trate de persona jurídica, que se entenderá expedida bajo la gravedad del juramento, en la que manifieste:

  1. La intención de acogerse al beneficio otorgado por el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010, detallando la actividad económica principal a la que se dedica y la dirección en la cual se encuentre ubicada la planta física o el lugar del desarrollo de la actividad económica y el domicilio principal.
  2. El monto de los activos totales.
  3. El número de trabajadores con relación laboral al momento del inicio de la actividad económica y tipo de vinculación.
  4. Haber cumplido con la obligación de tener inscritos los libros de contabilidad ante la Cámara de Comercio.
  5. La existencia de la instalación física de la empresa, indicando la dirección y el municipio o Distrito donde está ubicada.

c). Copia de la escritura o documento que pruebe su constitución o existencia.”

Como se observa en el numeral 2) del literal b) del numeral 1) del artículo 6 del decreto simplemente señala que deben indicarse el monto de los activos totales, sin indicar elemento temporal alguno. No obstante, como se resalta, el funcionario insiste en que debe indicarse “al momento de iniciar actividades económicas” ¿de dónde habrá leído esto?

Por su parte, el segundo argumento es más que ilógico, el decreto señala que debe indicarse el número de trabajadores al momento de iniciar actividades económica, no obstante la misma ley 1429  en su artículo 2° señala como inicio de la actividad económica la fecha de inscripción en el registro mercantil, así que ¿Qué contribuyente tendrá empleados desde la misma inscripción? De seguro que ninguno.  Por eso algunos contribuyentes optaron por describir los trabajadores que tenían a 31 de diciembre so pena de que no se les desconociera el beneficio a la progresividad.

El último punto que argumenta la DIAN es aún más lamentable, le da la razón al contribuyente al dejar claro que no debía registrarlo los libros de contabilidad, pero dice que debía mencionar el fundamento legal.

Así, básicamente pretender desconocer la progresividad de un contribuyente, que ante un oficio informativo quizá demostrar que cumplía con los requisitos pero lastimosamente terminó por enredarlo aún más. Esa es la claridad de un proceso de fiscalización a la Colombiana, todo depende del funcionario asignado.

Lo único que pedimos, es que al menos no inventen normas para perjudicar a los contribuyentes ¿será mucho pedir?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

3 Opiniones
  1. Luis Guillermo Gomez Velez. dice:

    Pregunto: Una empresa, persona Natural, creada en el año 2012, que se acogió a los beneficios de la le 1429, aún continua con el beneficio de que no le retengan en la fuente en sus ventas ?

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.