Diferencia entre el desistimiento expreso y el desistimiento tácito de la demanda en materia contenciosa administrativa

Pese a que el efecto jurídico del desistimiento tácito es semejante al del desistimiento expreso, ya que en ambos termina el proceso, estas dos figuras revisten importantes diferencias; en materia contenciosa administrativa el desistimiento expreso de la demanda puede ser presentado en cualquier momento del proceso siempre y cuando no se haya dictado sentencia que ponga fin al mismo, de conformidad con lo establecido en las normas de procedimiento civil, las cuales se aplican en caso de desistimiento de la demanda por remisión expresa del artículo 306 de la ley 1437 de  2011.

Por su parte el desistimiento tácito es una sanción que se le impone al demandante por no darle al proceso el impulso que le corresponde dentro del término, ni en los quince días adicionales que se le conceden para que realicen la actuación que corresponda, esta clase de desistimiento se encuentra regulado en el artículo 178 de la ley 1437 de 2011, el cual expresa en su inciso primero y segundo lo siguiente:

“Transcurrido un plazo de treinta (30) días sin que se hubiese realizado el acto necesario para continuar el trámite de la demanda, del incidente o de cualquier otra actuación que se promueva a instancia de parte, el juez ordenará a la parte interesada mediante auto que lo cumpla dentro de los quince (15) días siguientes.

Vencido este último término sin que el demandante o quien promovió el trámite respectivo haya cumplido la carga o realizado el acto ordenado, quedará sin efectos la demanda o la solicitud, según el caso, y el juez dispondrá la terminación del proceso o de la actuación correspondiente, condenará en costas y perjuicios siempre que como consecuencia de la aplicación de esta disposición haya lugar al levantamiento de medidas cautelares”.

Estas figuras además se diferencian por las siguientes características:

  • El desistimiento expreso de la demanda lo efectúa de manera voluntaria  el demandante a través de su apoderado, el desistimiento tácito es una sanción que se impone al demandante por no ejecutar los actos necesarios para continuar con el trámite del proceso.
  • Dado que con el desistimiento expreso de la demanda se renuncia a las pretensiones, esto implica cosa juzgada, es decir que no podrá interponerse demanda posterior para ventilar en un proceso judicial el mismo caso; mientras que cuando haya lugar a desistimiento tácito, toda vez que directamente no se renunció a las pretensiones de la demanda, esta podrá presentarse nuevamente.

Si se decreta desistimiento tactito solo habrá lugar a presentar nuevamente la demanda siempre y cuando no haya operado la caducidad.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.